Reforma debe ser bien planeada

0
40
FN4A7280.JPG

Tiene sus asegunes la que presentan: Becerra

Una reforma moderna hacendaria, bien planificada podría ser benéfica para el país, pero la que tenemos enfrente tiene sus asegunes; no se tiene bien dimensionado quienes son la clase media, a los que dicen que no golpearán con los cambios establecidos y los incrementos tributarios.

El vicepresidente nacional de la Canaipesca, Humberto Becerra, estima que la reforma tiene sus asegunes y considera que aumentar impuestos a los que ganan 7 u 8 mil pesos al mes no es una postura adecuada.

Por el lado del sector pesquero comentó que el impacto de una tributación mayor y el quitarlos de algunas preferencias que engloba este régimen especial, les acotaría la rentabilidad del negocio.

“Me preocupa el tema cuando dicen que tenemos que ceder, pero ya no tenemos más que dar, a lo mejor ven una oficina bonita, pero la realidad es otra, muchas empresas están cerrando y puedo garantizar que si se caen las producciones como hasta hoy en día, el tema de la producción de camarón va a ser desastrosa, esperamos se vayan sobre el que más tiene”.

Señaló que “La pesca es considerada en un régimen simplificado por que somos una actividad primaria de alto riesgo, tributamos de manera menor que el régimen general, alrededor de un 18 por ciento en materia de impuestos. Hay que recalcar que la pesca como actividad primaria está sujeta a cambios climáticos, es una aventura salir a pescar”.

En este caso apuntó que existe un punto que hay que considerar en el caso de quienes no aportan nada:

“Hay una pesca ilegal que representa el 40 por ciento de lo que produce el país, alrededor de 500 toneladas de productos pesqueros que no se comercializan de manera legal, es un problema de orden y le compete al estado atacar a esa gente que no paga impuestos”.

Luego habla de otras expectativas, en este caso de la investigación que no se ha hecho, la que les permita buscar alternativas en otras pesquerías que los pueda hacer rentables, con una gran diversificación pesquera y el poder producir otros productos.

También comentó que son una actividad tributaria, que aporta, que paga impuestos, “tenemos ese estimulo del régimen simplificado, pero por otro lado tenemos otros gravámenes que pagamos, como la entrada y salida de barcos; los excluidores de tortugas que cobra la Profepa; la expedición de permisos que año con año cobra Conapesca”.

Respecto a la modernización de la flota expuso que les están “rapiñando”. Hacienda se los quita, a un mes de que el programa de modernización de la flota pesquera fue liberado con las reglas de operación, “tenemos agosto y parte de septiembre y los están retirando, lo que pedimos que es los respeten para reposicionarse.

Y enseguida se pregunta donde quedaron las reservas económicas que tanto presumió Felipe Calderón. “Si es cierto, entonces que lo saquen a la luz pública para fortalecer la economía del país.