RECONOCE SERVICIOS PÚBLICOS QUE EL PROBLEMA MÁS FUERTE DE IMAGEN LO DA LA BASURA.

0
19
af5fd4b904.jpg

* Doce contenedores han sido incendiados por vándalos, y hasta taqueros que arrojan ahí sus brazas.

* El malecón se barre tres veces al día, y siguen tirando basura, a pesar de tanto contenedor y tambos.

El problema más fuerte de imagen se llama basura, a pesar de que estamos trabajando a marchas forzadas en toda la ciudad; como en el caso del Malecón donde damos tres barridos al día y la gente sigue tirando basura desde sus vehículos, camiones o a pie; todo por no arrojarla a los contenedores y tambos, lamentó don Julio Guerra Echegaray, director de Servicios Públicos Municipales.

La basura es un problema de imagen “es nuestro coco” y en eso estamos trabajando en todo el municipio, tanto en zona urbana como rural en sus ocho sindicaturas dando el servicio tres veces a la semana; y en el malecón para que el visitante se lleve una buena imagen y promueva un Mazatlán limpio.

Manifestó que se está batallando por una mala cultura de algunos mazatlecos en tirar basura a pesar de contar con lugares donde hacerlo.

“Un ejemplo lo tenemos en el Malecón que lo estamos limpiando a las seis de la mañana, una de la tarde y seis de la tarde; y si lo limpiamos a las seis de la mañana ya a las once pasas y hay envases de plástico, refresco o agua purificada tirados; por eso queremos primero concientizar, antes de amonestar y multar”, expreso.

Guerra Echegaray abundó diciendo que en el área de playas, a pesar de las barredoras, los cestos, tambos y contenedores de playa la gente no deposita la basura, y los encuentran vacíos.

Otro caso lamentable ocurre en colonias donde a pesar de saber el horario y los días en pasa el carro recolector, la gente sigue tirando basura.

En los seis Infonavit del municipio recogemos la basura de los contenedores seis días a la semana, la riegan.

“El pasado mes de enero nos quemaron 12 contenedores que cuestan seis mil 900 pesos cada uno; algunos por vandalismo; donde ya detuvimos a dos personas, entre ellos un menor de edad, a las dos de la mañana; y, otras por taqueros que al terminar su labor se les hace fácil ir a vaciar las brasas vivas, o el de aquellos que tiraban el árbol

navideño y le prendían fuego en vez de llamarnos para enviar un camión de volteo o llevarlos al Bosque de la Ciudad”.

Actualmente, explicó, urgen 20 camiones recolectores nuevos, no para ampliar rutas, sino para sustituir a parte de la flotilla de 46 camiones, de los cuales seis están embancados por salir más caro repararlos que sustituirlos.

En la ciudad operan 41 rutas por la mañana y quince nocturnas, por lo que las unidades cuando mucho tienen dos horas de descanso.