REACCIONES AL INFORME

0
65
FN4A7311-2.JPG

Dudaría en darle un seis, dice el diputado Fernando Pucheta; fue el peor trienio, asegura Pasos

Dudaría en darle un seis de calificación a Alejandro Higuera Osuna después de su tercer informe de gobierno, dice el diputado local Fernando Pucheta Sánchez, quien indica que al final de este periodo de gobierno se advierte la falta de atención a los problemas principales de nuestra comunidad.

El legislador priísta indica que si bien en este periodo llegaron algunas empresas, especialmente tiendas departamentales, no es suficiente con ello. Hay mucha gente que espera oportunidades de empleo, de desarrollo, pero no se generaron las políticas públicas necesarias ´para atraer inversiones que dejen más empleos, y sobre todo empleos de calidad, indica.

En su análisis sobre la situación en que Alejandro Higuera deja al municipio, el diputado señala que lamentablemente no se construyeron hoteles nuevos, ni tampoco se atrajeron fábricas importantes. La seguridad es un tema inconcluso, y aunque hay avances de carácter estadístico, debe reconocerse que el gobierno del estado y el gobierno federal han cargado con la parte más fuerte en esta tarea de recuperación.

No ha sido, indica, la mejor administración de Higuera. Sus resultados son más bien escasos en lo material, pero sobre todo en el trato con la gente. A pesar de la experiencia que acumuló en sus gobiernos anteriores, se encerró, se asiló y trató a muchos de los mazatlecos con prepotencia, con altanería.

Esperemos que la siguiente administración no traiga actitudes similares, porque la gente tiene derecho a que la traten de manera adecuada, con el criterio de que quienes gobiernan están al servicio de los ciudadanos, y no al revés, concluyó.

Por otra parte el desaforado expresidente municipal Jorge Rodríguez Pasos descalificó abiertamente al alcalde Alejandro Higuera, diciendo que Mazatlán le dio una nueva oportunidad para que gobernara por tercera ocasión al municipio, y que le falló a la comunidad.

Rodríguez Pasos aseveró que en su primera oportunidad, Higuera fue un buen presidente municipal; en la segunda, no tanto, pero puede decirse que fue bueno, pero en la tercera, definitivamente no registró una buena actuación.