Pueden Fincarse Responsabilidades a Benítez Torres por Terrenos que Pretenden Entregar al Grupo AREH

0
26

 

*Entrevista con David Ocampo Peraza

*Son propiedad de la comuna

 

 

El Centro de Educación Ambiental y Agrícola A.C., y el Consejo Ecológico de Mazatlán, apoyados por legisladores y abogados, analizan distintas alternativas para que el gobierno de Mazatlán, que encabeza Luis Guillermo Benítez, no les quiten los terrenos que tienen frente al Bosque de la Ciudad para que sean entregados a cuenta de la deuda de los más de 141 millones de pesos al Grupo AREH de la familia Arellano. Una de ellas es a través de amparos y la otra con la presentación de denuncia penal o administrativa porque esos predios los tienen en comodato desde hace 20 años, dijo en la entrevista David Ocampo Peraza, director del CEAA.

Dijo que las otras dos opciones son: acudir al Instituto de Bienes Nacionales, institución que hizo entrega de estos predios al municipio de alrededor de 50 hectáreas, 30 para el Bosque de la Ciudad y otras 20 en un polígono donde están el CEAA y el CEMAZ, mismas que no pueden ser enajenables. El Instituto debe pedir una explicación al gobierno de Mazatlán porque no se pueden vender ni entregar esas tierras a particulares.

Ocampo Peraza comentó que la diputada Olegaria Carrasco es el enlace con las dependencias de la ciudad de México y el mismo Presidente de la República.

La cuarta opción es convocar a la población para que emita una opinión y firmas para ser entregadas al alcalde Benítez Torres, al secretario del Ayuntamiento, José de Jesús Flores Segura, y a los regidores que firmaron esa decisión de quitar áreas de bien común y entregarlas a particulares; “es ilegal”, enfatizó.

De acuerdo con el ecologista indica que ellos tienen en custodia unos seis mil metros cuadrados y el CEMAZ alrededor de dos mil metros cuadrados, y que esos predios los tienen desde el decreto de 1979 en que el aeropuerto se fraccionó y se repartió a distintas instituciones y donde se donaron unas 30 hectáreas para un parque que luego se llamó Bosque de la Ciudad en beneficio de la comunidad.