PIDE PUCHETA ATENCIÓN A PUEBLOS

0
31
FN4A7490.jpg

Hay obras olvidadas, aportaciones que no se concretaron en nada, como la de una techumbre, y falta de empleo

Los habitantes de la zona rural de Mazatlán demandan mayor atención y oportunidades, especialmente en materia de empleos, advirtió el diputado local Fernando Pucheta Sánchez, luego de un recorrido por el poblado de El Bajío, donde hubo incluso denuncias sobre dinero aportado por la comunidad, sin que la obra programada se hubiese ejecutado.

El legislador mazatleco señaló la necesidad de que las autoridades atiendan estos rezagos tan graves y se mantenga el compromiso de solucionar viejas carencias que no han sido atendidas, a pesar de los muchos compromisos que se han adquirido con la población.

Mencionó el caso de una techumbre escolar, para cuyo financiamiento los vecinos hicieron la aportación que les correspondía, sin que hasta el momento se haya concretado la obra, a pesar de que la aportación se hizo durante el periodo de Jorge Abel López Sánchez, y ya terminó su trienio, el de Alejandro Higuera Osuna, y está corriendo el de Carlos Felton, sin que haya una acción para satisfacer esa exigencia. Y no fue poco, dentro de todas sus necesidades, reunieron 178 mil pesos y los depositaron, sin que haya respuesta.

Los vecinos le explicaron que incluso fueron al municipio de Concordia, donde se realizó la más reciente edición de Gobierno en Movimiento, donde la plantearon el caso al gobernador Mario López Valdez. Ellos se vinieron con la promesa del gobernador haría la investigación correspondiente y ayudaría a que la obra se concretara.

Hay otras situaciones que le plantearon, como la necesidad de atender calles que están destrozadas y prácticamente encierran a los vecinos en sus propios domicilios y otras necesidades igualmente urgentes.

De todo, por supuesto, lo que destaca es la búsqueda de empleo para los jóvenes y para los adultos. La situación económica en el estado es muy difícil. Los muchachos no tienen oportunidades de empleo ni en la agricultura ni en la pesca, incluso no las encuentran ni “en el puerto”, como aquí dicen.