PEÑA NIETO EN SINALOA

0
32
1229873_10151853724149337_1096039492_n.jpg

Sinaloa se pondrá de pie, ofrece el presidente

Navolato, Sin.-El presidente Enrique Peña Nieto ofreció poner de pie a Sinaloa y dijo que se dispondrá de los recursos del Fonden para atender las necesidades derivadas del paso del huracán Manuel. Reconoció que los daños registrados en el país excederán esa cantidad, que será insuficiente, pero aún así se comprometió a no dejar solo a “este gran estado que es Sinaloa”

Durante una gira por las zonas afectadas, en que visitó una de las colonias dañadas en el municipio de Navolato, el albergue que ahí mismo abrió la Universidad Autónoma de Sinaloa y encabezó una reunión de evaluación, Peña Nieto urgió a hacer una cuantificación inmediata de los daños para poder atender los requerimientos, en tres etapas: una inmediata, que dotará al gobierno sinaloense de partidas modestas para atender las contingencias de momento –diecinueve millones para paliar por treinta días los problemas inmediatos-, los recursos del Fonden, que ya instruyó a los responsables para que los aterricen de inmediato, y lo que sea necesario presupuestar para el año próximo.

Luego de dialogar con afectados, tanto en el albergue, donde felicitó al rector de la UAS Juan Eulogio Guerra Liera por haber movilizado a la institución a favor de la gente que lo necesitaba en el momento, y en la colonia que recorrió, Peña Nieto destacó la grave situación que encuentra en Sinaloa y en otros estados de la República.

Las afectaciones tan extendidas se explican en razón de los niveles históricos alcanzados por las lluvias, que desde 1955 no habían generado un temporal como este que ahora vivimos, dijo.

Apuntó que en todos los casos se va a atender la necesidad de la gente, durante un discurso en que puso mucho énfasis en ese enfoque: las personas que perdieron todo y que ahora necesitan que se les ayude para salir adelante.

A lo largo del recorrido escuchó a personas que le expusieron sus necesidades, a un joven que en el albergue de la UAS, le estableció la urgencia de que atiendan los casos con celeridad y que exigió saber con cuánto iban a cooperar los funcionarios del gabinete presidencial, así como con la alcaldesa de Mocorito, Gloria Himelda Félix Niebla, quien fuera de programa se plantó ante el mandatario para comentarle que su municipio fue el que recibió de lleno los embates de Manuel, y había quedado fuera de la declaratoria de emergencia, y por lo tanto de los recursos del Fonden. Especialmente en este caso, el mandatario mexicano ofreció entregar las respuestas requeridas.

MÁS TRABAJO; PENA

POR LAS MUERTES

Peña Nieto destacó la necesidad de realizar más trabajo y con efectividad. Habló del envío de las máquinas de dragado para, en conjunto con el estado, sacar el agua de las casas, porque la situación actual cambia y se advierten posibilidades de que las familias vuelvan a sus hogares, pero aun así será necesario ayudarles a hacerlo de la mejor manera.

Manifestó su pesar por la muerte de tres personas. Eso es lo que lamentablemente no podemos reparar, y es una constante también en los otros estados del país.

En contrapartida mencionó los beneficios que el agua dejará a la agricultura y que nos ayudarán a sacar adelante con más rapidez los problemas que ahora enfrentamos, dijo.

AUMENAN NECESIDADES

Y LOS DAMNIFICADOS

Originalmente se había dicho que los daños a la infraestructura carretera y educativa alcanzaban los mil doscientos millones de pesos y que los damnificados directos eran cient mil personas, en una cuenta que luego llegó a las ciento cuarenta mil.

Sin embargo, ya con más estudios de campo realizados, el gobernador Mario López Valdez planteó ante el presidente Peña Nieto y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, responsable del Fonden y del área de Protección Civil, las nuevas cifras alcanzadas, entre las que destacan requerimientos por dos mil 276 millones de pesos, que engloban dalos registrados en carreteras, vialidades urbanas, el tendido eléctrico, las instalaciones educativas y los problemas ocurridos en los sectores de la pesca y la agricultura.

En esas cuentas aparece un total de 175 mil personas afectadas por las inundaciones. Una cifra impresionante es la de familias que lo perdieron todo, su patrimonio completo, y que ascienden a treinta y ocho mil.

Se hizo un reconocimiento al Ejército Mexicano, por su rápida y eficaz respuesta a la emergencia, mediante la aplicación del Plan DN III E, aprovechando la presencia del Secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos, quien formó parte de la comitiva de Peña Nieto, lo mismo que el director de Conagua.

 La Secretaría de Gobernación había emitido ayer la declaratoria de emergencia para cinco municipios de la entidad: Culiacán, Navolato, Angostura, Badiraguato y Rosario, anunciando que se evaluaría la situación de Mocorito y Sinaloa de Leyva, para los que el gobernador pidió inclusión, durante la reunión de evaluación que encabezó el presidente en el aeropuerto de Culiacán, en las instalaciones del Hangar de gobierno del estado.