PARA DOCUMENTAR NUESTRO OPTIMISMO: LO QUE NOS FALTABA.

0
90

 

ELIO EDGARDO MILLÁN VALDEZ.

Mientras los contagios de covid-19 superan los 10 millones a nivel global, una noticia de una enfermedad con potencial pandémico llega también de China, que fue donde surgió el coronavirus. Se trata de una nueva gripe porcina que fue descubierta por científicos chinos, quienes consignaron sus hallazgos en un estudio publicado este lunes en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

EL virus es un nuevo tipo de gripe porcina que puede infectar a los humanos, al cual los investigadores le han llamado virus G-4, que es descendiente genéticamente de la gripe porcina H1N1 que causó una pandemia global en 2009. Los investigadores descubrieron el G-4 durante un programa de vigilancia de cerdos que se desarrolló entre 2011 y 2018, en el que recolectaron más de 30.000 muestras nasales de cerdos en mataderos y hospitales de enseñanza veterinaria en 10 provincias chinas.

De estas muestras, los investigadores identificaron 179 virus de la influenza porcina, pero no todos representaron una preocupación. Algunos solo aparecieron un año de los siete del programa, o eventualmente disminuyeron a niveles no amenazantes. Pero el virus G-4 siguió apareciendo en los cerdos, año tras año, e incluso mostró un fuerte aumento en la población porcina después de 2016.

LOS CIENTÍFICOS TIENEN PARECERES DISTINTOS

Los investigadores chinos dicen que este nuevo tipo de gripe porcina tiene el potencial de causar una futura pandemia. No obstante los científicos de todo el mundo advierten que el virus no parece representar actualmente una amenaza inmediata para la salud mundial. Pero que no signifique una amenaza inmediata no implícita que no se vaya a producir en el mediano plazo, porque los cerdos se consideran anfitriones importantes o ‘recipientes de mezclas’ para la generación de virus de influenza pandémica.

“La vigilancia sistemática de los virus de influenza en cerdos es esencial para la alerta temprana y la preparación para la próxima pandemia potencial”, escribieron los investigadores en el estudio. Según los investigadores, la G-4 puede infectar a los humanos y puede replicarse rápidamente dentro de nuestras células por la vía aérea. Y aunque G-4 contiene genes H1N1, las personas que han recibido vacunas contra la gripe estacional no tendrán inmunidad. Y hablando se su capacidad se contagios, en las provincias de Hebei y Shandong más del 10% de los trabajadores porcinos y el 4,4% de la población en general dieron positivo en una encuesta realizada entre el 2016 al 2018.

Todavía no hay evidencia que el G-4 pueda extenderse de persona a persona, pero los investigadores advirtieron que el virus estaba en aumento entre los cerdos y que podían representar una seria amenaza para la salud humana. La transmisión del virus de cerdo a humano podría “provocar una infección grave e incluso la muerte”, dijo el estudio, mientras exigía una vigilancia y un control más estrictos de la propagación del virus. La Dra. Angela Rasmussen, viróloga de la escuela de salud pública de la Universidad de Columbia que no participó en el estudio, “advirtió al público que no se asuste, porque si bien este virus cumple con muchos de los criterios básicos para convertirse en un trastorno global, no es seguro que vaya a causar una hipotética pandemia de gripe en 2020, o incluso ser una cepa dominante en los humanos”.

ACASO G-4 NOS AMENAZA CON SUS PICOS Y SUS HOYOS NEGROS?

Se sabe que el virus de la influenza porcina de tipo aviar de Eurasia circula en la población porcina de Asia y puede infectar a los humanos esporádicamente, por lo menos dos veces al año hasta que se logró la confección de una vacuna contra la influenza. Para lograr este resultado se revisa toda la información sobre los virus y se discute la necesidad de nuevos candidatos a vacunas y las medidas para prevenir una nueva pandemia. La gripe porcina ocurre en personas que están en contacto con cerdos infectados. Los síntomas son similares a los de la gripe humana normal y pueden incluir fiebre, letargo, falta de apetito, tos, secreción nasal, dolor de garganta, náuseas, vómitos y diarrea.

“Esto muestra la importancia de la vigilancia de enfermedades en las poblaciones de animales, así como un trabajo en equipo con los Centros Colaboración de la OMS, incluidos los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. y tener un vínculo con los actores comunitarios y estar en contacto con los desarrollos y candidatos a vacuna para la influenza”, dijo Lindmeier. También destaca que no podemos bajar la guardia contra la gripe; permanecemos vigilantes y continuaremos vigilando durante la pandemia de covid-19.

El nuevo estudio viene como un recordatorio “saludable” de que estamos constantemente en riesgo de una nueva aparición de patógenos zoonóticos y que los animales de granja, con los que los humanos tienen un mayor contacto, pueden actuar como la fuente de importantes virus pandémicos”, dijo James Wood, jefe del departamento de medicina veterinaria de la Universidad de Cambridge, que no participó en el estudio, en una declaración escrita distribuida por el Science Media Center con sede en el Reino Unido el lunes. Y sentenció: “Para disminuir el riesgo de que esto suceda, los agricultores y las autoridades chinas deben controlar la propagación del virus entre los cerdos y monitorear de cerca a las personas que trabajan con los animales”, dijo al equipo.

LAS VACUNAS?

Los autores han llevado a cabo una investigación exhaustiva sobre los riesgos de los virus emergentes de la gripe porcina en China y muestran que existe evidencia de que estos pueden representar un riesgo para la salud humana, en particular porque pueden replicarse en las células humanas y que ya pueden estar infectando algunos criadores de cerdos en China”, dijo Wood. Las vacunas actuales pueden no proteger adecuadamente contra ellas.
Al igual que con otras enfermedades, es susceptible de desarrollar una vacuna, pero depende de muchos factores. En el caso de la H1N1, de la que se deriva el G-4, hubo una vacuna disponible en octubre de 2009, cuatro meses después de que se declaró la pandemia. Para el covid-19, que este martes cumple 6 meses de registrarse los primeros casos, aún no hay una disponible.

Este trabajo es una recopilación de la información y los datos de la BBC de Londres, El país de España y el New York Times.
[1:26 p. m., 1/7/2020] Elio Edgardo: fotos. Una del virus C4. Otra de un criadero de cerdos.