Panorama Desolador en la Construcción, Planteó Bastidas

0
28
IMG_0038-4.JPG

*Falta liderazgo, hay apatía y apenas un 10 por ciento de obra

*Evadió criticar abiertamente la actual presidencia de CMIC

La falta de liderazgo, la apatía, desunión del gremio y sin obra pública y privada en qué trabajar, es el desolador panorama del ramo de la construcción que comentó a Sinaloa en Línea, el arquitecto Adrián Bastidas, al cerrar campaña esta mañana en busca de la presidencia de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Delegación Mazatlán, quien prefiere no cuestionar abiertamente al actual liderazgo de la CMIC en la persona de Ramiro Burgueño.

Antes del desayuno al que asistieron alrededor de 40 ingenieros y arquitectos, buena parte mujeres y alrededor de siete expresidentes de la CMIC, el arquitecto Bastidas señaló que una vez en la presidencia de la Cámara invitará a todos los asociados a sumarse a los trabajos de la directiva, quien cuenta con una amplia agenda de tocar puertas entre las diferentes dependencias de gobierno y de la iniciativa privada para que la mayor parte de la obra pública se quede en Mazatlán y los municipios vecinos.

Incluso, dijo que la obra pública y privada que llegue se reparta entre los agremiados y que no sea la directiva la que solamente se reparta “el pastel; vamos a buscar que haya transparencia y equidad para todos los asociados”. Dijo que habrá capacitación para todos los que participan en el ramo de la construcción, desde el maestro albañil hasta el más encumbrado arquitecto o ingeniero.

Bastidas, con toda autoridad moral, dijo que habrá cambios de fondo en la CMIC, que romperá paradigmas y que cortará de raíz todo aquello que ha hecho mucho daño a la Cámara, como el hecho de dejar ir las obras; “antes la CMIC trabajaba el 80 por ciento de la obra en la región, ahora apenas rebasamos el 10 por ciento”. El renuevo de la dirigencia de CMIC será este viernes 31 de enero.

¿Qué es el principal obstáculo de la industria de la Construcción?

-“La falta de liderazgo; cuando las cosas se concentran en una sola persona, nada sale bien; haré equipo, tomaré en cuenta a todos los asociados e instalarnos como un consejo”, enfatiza Adrián Bastidas.

Enseguida se le pide su opinión de Ramiro Burgueño como presidente actual de la CMIC y el arquitecto Bastidas responde:

-“Es un socio de la Cámara, pero no me quiero atorar en un juicio personal; quiero ver hacia el futuro, la CMIC ha estado muy dividida y lo que menos quiero es crear división y así me voy a mantener”.

Y agrega que cuando habla de las fortalezas, se trata del talento, la capacidad, la experiencia y el compromiso que tienen todos los socios para trabajar y hacer la obra que requiere Mazatlán y la zona sur del estado.

Durante el desayuno, el arquitecto Bastidas, apoyado con la proyección de unas láminas habló de la industria agobiada por la falta de obra pública y privada; dio cifras y número en millones de pesos que se han dejado de ganar y también de las potenciales y el dinamismo en que está el puerto y el futuro que se viene de crecimiento económico, con la instalación de nuevas industrias y nuevas inversiones.