OBESIDAD, PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA Y SOCIAL: GARCÍA AYÓN.

0
29
url.jpg

– Sesenta por ciento de los adultos y 17 por ciento de los infantes con dicho problema.

– A diferencia de dos décadas la actividad física ha disminuido por factores que van desde los tecnológicos, desatención y hasta la apatía, señala el directos de servicios públicos municipales.

– Si están funcionando los programas preventivos.

El fenómeno de la obesidad no solamente es grave por las consecuencias crónico degenerativas que trae consigo, sino por ser un problema de salud pública con implicaciones de alto impacto económico, social y familiar, consideró el doctor Francisco Guadalupe García Ayón, director de Servicios Públicos Municipales. Por ello estrategias como la anunciada por el presidente Peña Nieto tienen el objetivo de revertir una posible pandemia. Sin embargo consideró que programas impulsados en los últimos años como el de escuela saludable cuyo objetivo es que no se venda alimento chatarra, cuyo término actual es el de calorías vacías; si está dando resultado ya que de acuerdo con indicadores y estudios de fácil acceso en el estado de Sinaloa en el año de 2009 el 26 por ciento de la población infantil estaba obesa y en el 2013, ya con las reformas funcionando, el porcentaje se ha ubicado en un 17 por ciento. “Se ha venido ganando un poco de terreno a la obesidad infantil”, dijo.

Empero, el problema sigue dándose en la población adulta que conserva porcentajes del sesenta por ciento. García Ayón indicó que el problema no son los sistemas de salud sino de las actitudes que como adultos y también como padres de familia asumimos al no procurar que los hijos y, ellos mismos, realicen actividad física; es más fácil mandar al hijo con una papita y un juguito como almuerzo a la escuela. “En nuestras infancias, recordemos, que nos criamos haciendo actividad física, no había tanto sedentarismo producto de la tecnología, la televisión o los juegos simulados, nos obligaban a comer lo que puedas y lo que no también pero eso lo quemábamos”, indicó. Ahora comida chatarra o no, aunque comamos sano y comamos más de lo que gastamos vamos a tener un sobrepaso y en un descuido tendremos obesidad en sus diversos grados: 1, 2, premórbida y mórbida que es cuando ya nos encaminamos a enfermedades que se convierten en crónico degenerativas.

Explicó que existen dos métodos para determinar los niveles de sobrepeso: Uno es de acuerdo a las medidas de altura y edad basadas en una regla de medición común que utilizan muchos nutriólogos y, una segunda basada en el Índice de Masa Corporal que nos dice cual es el sobrepeso que tienes, en qué grado estas y los riesgos a la salud que van desde hipertensión, posibilidades de infarto y diabéticos en potencia. Ejemplificó diciendo que hay variantes que se denominan “Economía de tu cuerpo” como son reacciones quimícas, biológicas y ahí, por ejemplo, la glucosa es el mediador de todo esto; ya que si comes un alimento este se queda circulando en tu sangre con glucosa y al no ser quemada se almacena también como grasa. “Si la persona se siente cansado, y ahorita tengo sueño, eso es señal es un síntoma, ojo, que orines mucho en la noche que te levantes una o dos veces, aguas, debes de ir con el médico para que inicie un protocolo, te mande pedir los análisis glucosa en ayunas, pospandrial o sea dos horas después de haber comido, una hemoglobina glucosilada; así sabrás sobre el síndrome metabólica, y si te salieron alterados viene el perfil hepático, perfil de lípidos.

En relación al hígado graso son acumulaciones anormales porque ya nuestro hígado ya no tiene donde almacenar esa energía que se desbordó”. Hay gente que dura años para diagnosticarse. El médico general con más de 20 años de experiencia nos comenta de los riesgos de comprar medicamentos milagrosos o de moda en vez de hacer un plan nutricional como modo de vida al que debe de apegarse con voluntad y no buscar justificantes como el que los hijos no quieren comer lo que come él, cuando deben de ser solidarios y educarse para alcanzar un buen fin que es el mantener la salud. A diferencia de las mujeres que ya han adquirido una cultura de checarse cuando menos una vez al año ya sea mediante mastografías, mamografías, etcétera, los hombres somos renuentes a ello, y una muestra lo es el examen de próstata que a partir de los cuarenta años debe de ser anual. En otro orden de ideas, el director de Servicios Médicos Municipales dijo que todas las instituciones de salud lo que buscan es prevenir.

El Hospital Municipal Margarita Maza de Juárez tiene una afiliación aproximada de 12 mil derechohabientes y se tiene un 17 por ciento de población infantil y un sesenta por ciento de población adulta con sobrepeso; a los que lo requieren, necesitan ayuda y quieren se les canaliza a los consultorios de nutrición, además de que cuentan con ul club de autoayuda que funciona los sábados. De acuerdo a tus edades debes de hacerte los exámenes, recuerden que nuestro cuerpo es un vehículo y como a todo carro cada cierto tiempo le haces revisiones, cambios de aceite, etcétera, pues como personas debemos de tener un habito similar en cuanto a revisar nuestro organismo.