“No tengo cola que me pisen”: director del Acuario Mazatlán.

0
47
IMG_3954.jpg

*Dice que por sus venas corre sangre del Maquío Clouhtier

*Asegura que no está casado con el puesto y que el tibunario se hizo un tema político

Tras asegurar que no está casado con el puesto de director del Acuario Mazatlán, Jorge del Rincón Jarero, dijo que es un hombre honesto, que no tiene cola que le pisen, pero que desafortunadamente la construcción del tiburonario se hizo un tema político.

En entrevista que concedió antes que el gobernador Mario López Valdez y el alcalde Carlos Felton González, llegarán para hacer un recorrido por esta obra que se empezó hace dos trienios y no se ha concluido, dijo que se siente tranquilo, que este centro de diversión opera con números negros, quien lo desee puede revisar las finanzas, no hay nada que esconder.

Sobre la polémica que ahí se ha suscitado, comentó que no tiene porque echarle la culpa a nadie de la tardanza en la obra.

Recalcó que bendito Dios, él no tiene nada que esconder.

“Me podrán tachar de muchas cosas, no soy ladrón, no soy una persona deshonesta, trato de vivir de mi vida, tengo siete hijo y me gusta verlos a los ojos, y lo que es más importante para mí, es honrar el apellido de mi padre, yo traigo en la sangre la sangre de mi padre y de Maquío Clouhtier, dos personas muy importantes para el estado y el país, y yo no voy a manchar ese apellido”, aseveró.

El todavía funcionario, aprovechó para agradecer la invitación que le hicieron el ex alcalde Alejandro Higuera Osuna y el actual Carlos Felton para trabajar al frente de este Acuario y si los integrantes del consejo deciden que tiene que salir, es algo que él aceptará.

Con relación a las especies que habitarán en la pecera del tiburonario, en la que se ha hecho una inversión de 60 millones de pesos, dijo que son del Mar de Cortés, que se pueden encontrar desde Teacapán hasta la parte oeste del Pacífico, y que tienen un precio que va de los mil a tres mil pesos, dependiendo al tamaño.

Algunas de las especies pueden ser tiburón blanco, tigre, leopardo, martillos, en si entre 14 y 15 especies.

El tibunario puede soportar de una a cuatro toneladas, es su capacidad, señaló el funcionario municipal.

Detalló que a la fecha tiene recursos para operar sin necesidad de pedir dinero a nadie, pero si se quieren hacer obras de este tamaño –tiburonario- y hacer cosas de primer mundo, obviamente que para eso no alcanza.

“Lo que sucede aquí no es culpa de nadie, simplemente se ha tardado la obra lo que se tiene que tardar”, indicó.