NO SOY PALERO DE PEÑA: MALOVA

0
40
IMG_8200.jpg

Advierte a empresarios que debe haber equilibrio en el desarrollo para que las empresas no estén bajo amenazas 

 

No soy un palero de Peña, aclara el gobernador a los empresarios, luego de avalar las reformas estructurales del país. 

No soy palero, estoy convencido de que debemos trabajar juntos para sacar adelante al país, para que las reformas estructurales den resultados y alcancemos el desarrollo que todos estamos esperando. Es en esas condiciones que me la juego co el presidente y que estoy con él para que demos los pasos que como sociedad necesitamos dar. 

Ante empresarios del estado y funcionarios de Nafin, el gobernador emprendió una defensa que pareciera poco prudente: la de la reforma fiscal. Yo sé que es una reforma impopular, rechazada, pero ¿qué sería del país si no se hubiera llegado a aprobar? 

Antes de ella México dependía en cuarenta centavos de cada peso, de las exportaciones petroleras. Hoy es sólo un 16 por ciento, y si no le hubiéramos dado ese instrumento al gobierno ¿de dónde habrían salido los recursos para pagar a los maestros, a los trabajadores del gobierno, el gasto corriente en general? 

Sé que la reforma fiscal no gustó, pero los que siempre reclamamos que éramos los mismos los que le aportábamos al fisco, hoy vemos que hay ya ocho o diez millones de nuevos causantes, que a lo mejor ahorita no dan o no dan mucho, pero que llegará el momento en que con su participación aligeren la carga o consoliden el crecimiento del país. 

López Valdez reconoció que ni el crecimiento registrado ni los resultados en general son los que se esperaban, pero con todo, no estamos tan mal como otros países qu al igual que a nosotros, se les ha sometido a la volatilidad financiera internacional, a las presiones cambiarias. 

Si no hubiéramos dado el paso con la reforma fiscal, insistió, estaríamos igual que Grecia o que otras economías emergentes que no han encontrado solución a sus problemas. 

Reiteró que las reformas estructurales le aportan al país un camino importante para crecer y mejorar. Por muchos años estuvimos entrampados porque no nos poníamos de acuerdo para reformar y hoy que el presidente lo consiguió, tuvimos un gran reconocimiento internacional porque no es poca cosa lo que esto significa, dijo. 

Pero también está ocurriendo que las reformas ahí están y no las aplicamos. Es como si hubiéramos comprado un carro para circular a gran velocidad, y ahí lo tuviéramos encerrado, sin sacarlo de la cochera. Y a ustedes les toca eso. 

El gobierno ha cumplido no sólo con la reforma fiscal, sino también con la financiera, que ha permitido que sus empresas tengan créditos. Es decir, hay recursos, hay dinero, hay un marco adecuado, ya sólo es cuestión de actitud para salir adelante. 

Admitió que sí tenemos otros problemas, tampoco es poca cosa la desaparición de cuarenta y tres estudiantes, pero no debemos confundirnos. Se tiene que hacer justicia, pero no caigamos en la trampa de que es el gobierno el responsable. Se nos olvidan el narcotráfico y las complicidades y la gente que estuvo cerca de los delincuentes. 

No nos confundamos, reitero a los empresarios. Tenemos que salir adelante como hemos salido de otras situaciones. Mazatlán es un ejemplo, tenía perdidos los cruceros turísticos, y hoy vengo de visitar un barco de guerra estadunidense que nos escogió para wue su tripulación vacacione, sin armas, porque somos el destino turístico más tranquilo de Pacífico. 

Para decidir que venían aquí nos estudiaron, hicieron sus investigaciones y es muy satisfactorio escucharles decir que todas sus revisiones y todos sus análisis fueron positivos; Carnival (la compañía naviera que se había ido) es hoy nuestro principal promotor. 

Hemos combatido la extorsión, el cobro del derecho de piso, de tener todos los records negativos, estamos en el top ten del país con menos delitos, es decir, de cada delito que se cometa, hay por lo menos veinte estados del país en que la situación es más grave. 

Sí tenemos los crímenes dolosos, pero también esos han ido a la baja, hay que reconocer que tenemos un serio problema de rivalidad delincuencial que nos provoca esto, pero hay que ver que son crímenes entre ellos, entre los que están contaminados. 

Advirtió a los empresarios que también deben ayudar al gobierno, exigiéndoles más y mejores acciones, viendo lo que está pasando. Las empresas no sólo deben ver cómo tienen llenas sus chequeras, también tienen que ver por el entorno, estar en condiciones de generar empleos, no podemos ver sólo lo ue pasa en nuestra parcela y en nuestro solar porque puede ser que en seguida del nuestro haya quienes no resuelven sus problemas elementales y se van a ir a sobrevivir por la delincuencia y nos van a matar o nos van a secuestrar, necesitamos llevar un desarrollo más equilibrado para que las empresas sean agentes de equilibrio, les estableció.