No Son “Coyotes”, son Gestores en la Unidad Administrativa

0
42
12071716_10153374467393645_1052266902_n.jpg

*Cobran 250 por trámite

*No hay corrupción

 

Ya no son “coyotes”, su trabajo ahora es legal, autorizado y se llaman gestores;  de hecho tienen una Asociación Única de Gestores del Sur de Sinaloa y trabajan al amparo de la propia autoridad administrativa que les permite” laborar” haciendo trámites en las oficinas de la Unidad Administrativa del gobierno del Estado.

Son más de 30 los integrantes de esta Asociación  y cobran alrededor de 250 pesos un papeleo de baja o altas de placas o renovación de licencia y evitarle al usuario filas y “colas” de hasta 4 o 5 horas en los meses difíciles de enero a marzo. Sin embargo, hay la “sospecha” que continúa la corrupción de la dádiva y la “mordida” a la cajera o secretaria para agilizar los trámites.

En la entrevista de Sinaloa en Línea.com con Blas Arreola, presidente de esa asociación de gestores, niega la corrupción y la componenda con los funcionarios de la Unidad Administrativa e insiste en que todo es legal. Apunta que él hace de 5 a 10 trámites al día y cobra 250 pesos por papeleo.

Dice que hay diferentes tipos de trámite desde la baja y altas de placas, licencias y calcas, aunque ahorita el trabajo está en apoyar a la gente por la fianzas de daños a terceros que ya es una obligación del gobierno del estado; ningún trámite es engorroso, salvo los que son foráneos, porque tienen que revisarse más fondo porque vienen de otros estados los vehículos y hay que checar facturas, pago de tenencias, entre otras cosas.

Blas Arreola dice que tiene unos 25 años de gestor y que en ese tiempo muchos papeles han llegado que amparan a carros robados, pero que al ser detectados simplemente se devuelve esa documentación.

Un poco más delante de la entrevista, Arreola reconoce que antes eran “coyotes”, pero que ahora son gestores por el trabajo que realizan. Afirma que no hay problemas como el Recaudador de Rentas, Felipe Parada, “que los deja trabajar”.

Por qué “coyotes”?, se interroga.

-“Porque siempre se andaba a escondidas, la autoridad no te dejaban hacer trámites”.

Cuando “coyotes” si se daban dádivas a las cajeras o secretarias?, se insiste.

-“No, nunca se ha dado dinero; hasta ahorita nunca les hemos dado ni un peso”.

Pero luego se contradice y comenta. “Eso ya se acabó, ahorita ya no”.

Las “mordidas” se acabaron?, se cuestiona de nuevo.

-“Hay gente que tiene esa idea, pero eso fue en el pasado; actualmente no damos ni un peso”.

No hay burocratismo y lentitud  en la Unidad Administrativa para que la gente acuda a ustedes?.

-“No, no existe eso, en realidad no existe”.