No Se Puede Cerrar la Zona Dorada, al Contrario Hay que Ampliarla

0
38
10008425_743899155631131_920197918_n.jpg

*Desconcentrar las multitudes y evitar cierre de calles

*Foros fiscales en abril para contribuyentes

No se puede cerrar la Zona Dorada, al contrario hay que ampliarla y desconcentrar las multitudes que se pueden crear y evitar los nudos viales, dijo Guillermo Romero Rodríguez, dirigente estatal de Fecanaco, quien subrayó que la mayoría de los hoteles andan en un 90 por ciento de reservaciones.

En entrevista en la colonia Jaripillo, antes de un acto con el gobernador Mario López Valdez, el líder camaral dijo que para esta Semana Santa se espera un arribo histórico; vamos a tener más turistas y de los cuales nos vamos beneficiar todos los prestadores de servicios, además de las tiendas y los centros comerciales del puerto.

La preocupación, añadió, “va a ser dónde vamos a acomodar tantos turistas, que van a llegar de la Laguna, Torreón, Saltillo, Durango, Zacatecas, Monterrey, Chihuahua, Jalisco y hasta de la ciudad de México”.

Romero Rodríguez reiteró en que no se puede cerrar la Zona Dorada, al contrario se tiene que ampliar, y vamos a esperar qué alternativas nos da la autoridad y que, por ejemplo, en una zona del Malecón podamos llevar espectáculos y atraer turistas y locales; “que las concentraciones se dividan y no haya cierres de calles. Nos preocupan las aglomeraciones de turistas y la seguridad de ellos”.

En otras preguntas y sobre el tema de la reforma fiscal, indicó que están siguiendo el comportando de los cambios en la reforma hacendaria y que talleres que se han realizado para informar sobre los cambios, se sigan llevando a cabo para no perder a muchos pequeños contribuyentes.

“Nosotros vamos a tener una reunión con Aristóteles Núñez, director general del Sistema de Administración Tributaria, y la realización de unos foros en abril a nivel estado. Nos vamos a reunir los líderes camarales del estado con Núñez y que en estos foros se puedan capacitar a los pequeños contribuyentes”, informó.