No se Contempla Violencia en Sinaloa por la Caída de “El Chapo”: J. Valdez

0
41
javiervaldez.jpg

*La detención no significa acabar con el Cártel de Sinaloa

*Los nuevos jefes pueden ser “El Mayo” o “El Azul”

Se equivoca el Estado si cree que con la detención de Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, el Cártel de Sinaloa será aniquilado, probablemente ya se esté dando el sucesor en las figuras de Ismael Zambada, alias “El Mayo” o con Juan José Esparragoza, alias El Azul”, dijo el escritor y analista Javier Valdez, al comentar que no se contempla violencia en Sinaloa por la captura del capo, aunque no descarta que en otras entidades de la República si se produzca por el reacomodo de fuerzas y el control de las plazas.

Indicó que “El Chapo” es de una de las tantas cabezas de la hidra y que el Cártel de Sinaloa seguirá operando con o sin Guzmán Loera, porque es muy grande el poder económico del narcotráfico y en donde están empresarios, políticos y jefes policiacos, coludidos con los jefes operativos de la delincuencia organizada.

El escritor de libros, como “Los Morros del Narco”, donde hace un análisis sobre los niños y los jóvenes que ingresan a las filas de la delincuencia organizada y sus aspectos sociológicos, Javier Valdez dice que tampoco se acabarán esas mafias y cárteles porque el Estado, el gobierno federal, no corta las rutas del dinero, no va a las venas del imperio financiero, como tampoco las vías y los caminos del trasiego de las drogas hacia el vecino país de la Unión Americana.

No es la captura del capo, así sea el más grande jefe del cártel de Sinaloa o de México, como se van a acabar con el narcotráfico, pues a este fenómeno social lo componen muchos elementos físicos, financieros, recursos técnicos, pero sobre todo de impunidad y corrupción en donde están metidos muchos políticos y personajes de la iniciativa privada.

Dijo que puedan darse las pugnas de manera natural por “el control” del Cártel de Sinaloa, pero esas estructuras ya tienen previstas esas circunstancias, incluso, para enfrentar la eventualidad de confrontación contra otros cárteles en las regiones o estados de la República donde el Cártel de Sinaloa tienen su mando. “Veo difícil que Sinaloa entre en una espiral de violencia, es más probable su la lucha por las plazas se de en otras zonas del país”, aseguró el especialista.