No Existe la Posibilidad de un Tsunami de las Consecuencias Asiáticas

0
50
IMG_9330-3.JPG

*Grandes oleajes son pequeños tsunamis

*Mazatlán sísmico por Falla de San Andrés

Frente y paralelo a las costas de Baja California Sur y hacia el Mar de Cortés pasa la Falla de San Andrés que es la que provoca pequeños sismos en la región y que alcanzan hasta las costas de Sinaloa, incluido Mazatlán, pero sin ningún riesgo de que se genere un tsunami de las consecuencias catastróficas como sucede en Japón, dijo en la entrevista Alfredo Galaviz Solís, ingeniero geólogo, egresado de la UNAM.

Sobre las historias que tiene la gente de que un sismo genera un tsunami en automático, el experto e investigador del instituto de Ciencias del Mar y Limnología, sede Mazatlán, apunta que esto no es correcto, porque en Mazatlán tenemos una costa y estructura rígida; en Asia las estructuras son frágiles y además no todos los sismos producen ondas que generen un tsunami.

Sin embargo, reconoció que un sismo puede generar ondas en la superficie de la tierra o sobre el mar –con olas- y que estas viajan a 800 kilómetros por hora, aunque va en decrecimiento. Aceptó que Mazatlán está en una zona de sismicidad y que no podemos descartar un sismo de hasta 7 grados o más, porque es una región “que se mueve”.

Galaviz Solís indicó que la Península de Baja California se mueve anualmente milímetros y eso genera movimientos de tierra por la Falla de San Andrés que va hasta San Francisco, California; por suerte en Bala California Sur y Sinaloa nuestra región es de “distensión, no es el choque de placas tectónicas”.

Incluso, en un presunto tsunami que se presente en Japón o en el Océano Pacífico es muy remoto que afecte a las costas sinaloenses, concretamente a Mazatlán, porque está de por medio Baja California que sirve de dique o rompeolas gigantesco y más cerca, las islas frente al puerto, pero además un malecón de una altura de dos y hasta tres metros; de alguna manera estamos protegidos, aseguró.

Más adelante, reconoció que el Océano Pacífico presenta oleajes importantes que son pequeños tsunamis, pero los movimientos telúricos del mar no llevan la fuerza destructora del gran tsunami como sucede en otras partes del mundo.