NO ES FACIL CONVENCER A LA POBLACIÓN DE LAS BONDADES DE LA PRIVATIZACIÓN: VILLANUEVA MANZO.

0
33

– Tenemos 30 años de que se perdió la ola del crecimiento económico.
– Después de las privatizaciones de Salinas, el gobierno no tiene solvencia para decir que ahora si nos va a ir bien privatizando.
– Desde 1982 operan empresas privadas en el sector energético.

Resulta evidente que en nuestro país ya operan empresas privadas en el sector energético, como en la petroquímica, desde el año de 1982 donde existen los llamados contratos “llave en mano” que consisten en que empresas extranjeras llegan a México buscando petróleo, lo encuentran y entregan al gobierno cobrando por ello; manifestó el economista, José Manuel Villanueva Manzo.

“Son empresas que están operando violando la Constitución y lo que hoy busca el gobierno con la reforma es pasar de la ruta de la violación a la abrogación, es decir volver legal lo que es ilegal”.

Rechazó que Peña Nieto haya presentado una reforma energética como se quiere hacer ver porque no está modificando el modelo de consumo proponiendo el aprovechamiento de energías alternativas sino simplemente se está centrando en reformar estructural ya administrativamente a Pemex.

Abundó señalando que durante treinta años se ha perdido la brújula del crecimiento alcanzando cuando mucho un dos por ciento anual cuando en la década de los cuarentas y cincuentas se tuvieron crecimientos superiores al seis por ciento anual.
Desde que se dio pasó al modelo neoliberal y privatizador solamente se ha visto un modelo no generador de empleos y si de una riqueza concentrada en unos cuentos por lo que no es fácil convencer a la población de las bondades de la privatización del sector energético.

“No hay solvencia del gobierno que pueda fundamentar o hacer creíble que ahora si habrá beneficios para la gente cuando el modelo actual no ha funcionado en treinta años”.

El doctor en economía reconoció que hay un enorme rezago en Pemex y una tendencia a la baja no solamente en la producción sino en reservas probadas que alcanzan en la actualidad los 12 o 13 mil millones de barriles contra 300 mnil millones que posee Venezuela actualmente.

El detalle es que Pemex es una de las empresas más rentables del mundo pues el costo de producción de barril es de cuatro dólares y lo coloca en el mercado internacional hasta en cien dólares el barril; por lo que Pemex si puede modernizarse a partir de sus propios recursos, siempre y cuando el gobierno despetrolice las finanzas públicas y le de un respiro a la paraestatal.

La propuesta de Peña Nieto y la del PAN es la vía más corta y fácil pero significa la entrega de la riqueza nacional al capital nacional y extranjero que siempre se ha opuesto a los diques que representan los artículos 27 y 28 de la Constitución.

“Lo que yo veo es una propuesta del gobierno muy ambigua, sin claridad, pues por un lado dice que no se privatizara pero por otro lado propone convenios o contratos de utilidad compartida; por ello habrán de revisarse muy bien las leyes secundarias porque pueden abrirse rendijas legales para que las empresas extranjeras terminen teniendo cuotas de control sobre la cadena productiva petrolera como ya lo advirtió en términos jurídicos el ex ministro de la Corte, Raúl Carranza Rivas”.

Para finalizar, José Manuel Villanueva Manzo advirtió que la población y la sociedad en generar debe de tener sumo cuidado en que no se repita la experiencia privatizadora salinista ya que esta dejo beneficios nulos para la mayoría de la población y si permitió un modelo concentrador de la riqueza, por lo que se debe de poner los candados suficientes para que de participar el capital privado en Pemex “no se tenga ese derrotero y al final tengamos nuevos Slims petroleros”.