Nadie Impide a Heriberto su Fundación; los Tiempos del PRI son Otros

0
39
FN4A9961.jpg

*Nuevo líder no imposición de Culiacán

*Las derrotas, culpa de propios priístas

Nadie puede impedir que alguien forme una Fundación, así como lo hizo Heriberto Galindo, está en su derecho; mientras, las contiendas al interior del partido tienen sus tiempos; en cada sucesión gubernamental, hay manifestaciones de distinta índole, pero las decisiones que se den dentro del partido, serán en los momentos necesarios, dijo el dirigente local del PRI, Eduardo Garrido Achoy.

En la entrevista, Garrido Achoy aceptó que las declaraciones de Galindo Quiñones con su Fundación ni las de Jorge Abel López Sánchez, que quiere la diputación federal del VIII distrito, le “mueven el tapete” en su transitoria dirigencia.

Dijo que el nuevo líder del PRI mazatleco será una decisión de los priístas locales y no una imposición desde la capital del estado.

Indicó que ya hay “aspirantes” que se están manifestando para dirigir los destinos del partido, pero todo será a su tiempo y en las fechas programadas por la propia convocatoria. “No puedo hablar de nombres, porque ellos mismos lo han dicho que quieren ser dirigentes y están reuniendo los requisitos”.

Dijo que el nuevo dirigente debe sumar, no dividir ni restar, porque las derrotas electorales la han fabricado las pugnas de los propios priístas, y el nuevo líder del partido debe ser un cuadro local, que viva aquí y que esté aquí, que conozca los problemas, peros sobre todo que tenga la habilidad de convocar a todos; “no puede imponerse un liderazgo desde Culiacán”.

Garrido Achoy dijo que las aguas están tranquilas y que puede salir el mejor perfil para un liderazgo que lleve al priísmo de Mazatlán a recuperar la presidencia municipal. El nuevo líder, insistió, tiene que ser de consenso y todos apoyarlo, porque de nada sirve un dirigente si no tiene el sustento de las bases y las estructuras partidistas.

En las preguntas, afirmó que los priístas y los grupos le “hacen caso; voy caminando despacio, convenciendo; me han tratado bien, me han escuchado, han renegado algunos, pero no se han brincado las trancas; hasta ahorita llevamos la situación en paz”.

Finalmente se le preguntó a Garrido Achoy qué le preocupa del priísmo mazatleco y dijo que “está pendiente porque se logre la unidad; porque si logramos la unidad, vamos a recuperar la presidencia municipal y lo que se venga; al PRI no lo derrota otro partido, lo derrotamos nosotros mismos”, concluyó.