MÚSICA DEL MUNDO OFRECE EL CORO GUILLERMO SARABIA A LA CMIC‏

0
23
Cmic-2web.jpg

El Coro Guillermo Sarabia ofreció lo mejor de su repertorio a empresarios del ramo de la construcción de distintos estados de México reunidos en la celebración del 50 aniversario  de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción del sur de Sinaloa.

El Teatro Ángela Peralta recibió la noche del pasado viernes a cientos de convencionistas que apreciaron el potencial vocal y artístico de la destacada agrupación del Instituto de Cultura de Mazatlán. 

El evento estuvo presidido por el Gustavo Adolfo Arballo Luján, presidente nacional de la CMIC y Quel Galván Pelayo,  dirigente  del organismo camaral en la zona sur.  Como invitado, el Gobernador de Sinaloa Mario López Valdez,  llamó a trabajar en equipo para mejorar la infraestructura urbana de Mazatlán y de la entidad.

Agotados los discursos, el Coro Guillermo Sarabia se aposentó en el centro del escenario.  El conjunto  de voces femeninas y masculinas que se pulen bajo el oído siempre perfeccionista del maestro Enrique Patrón de Rueda y Martha Félix,  ofreció al público un variado repertorio que navegó entre la zarzuela, la ópera italiana, los musicales de Broadway y canciones mexicanas.

Para sorpresa de muchos,  los intérpretes abrieron la noche con  la picardía, la pasión y  la picaresca de la zarzuela española.   Seguidilla de la Verbena de la Paloma; Las carceleras, No puede ser y la Sombrillas fueron el platillo revelador del gran potencial sonoro del coro mazatleco.

La velada musical siguió sin tregua con grandes éxitos de la ópera italiana:  El Brindis de la Traviata;   La vergine degli Angeli de La Forza del Destino y  Largo Factótum, de El Barbero de Sevilla, este último en  una jocosa y desenfadada intervención del solista Jorge Echeagaray, quien además de buena interpretación  mostró sobradas tablas escénicas.

La noche dio un gran  giro con temas que han sido punteros en la cartelera de los grandes musicales de Broadway.  I feel pretty, Summertime, Im so eassily y I Got Rhythm,  interpretados con  prestancia  musical y escénica que el público supo valorar con fuertes  aplausos.  La velada musical tuvo un cierre alegre, romántico  y muy regional con la interpretación de Mazatlán  El Capitán, Júrame y  el Corrido a Mazatlán.