Municipio No Hostiga Bares y Restaurantes, Tampoco Privilegia Empresas

0
37
IMG_0311.jpg

*Las clausuras son del estado

*Falta cumplimiento de normatividad

Del municipio no hay hostigamiento a bares y restaurantes, ni privilegios a empresas cerveceras, ni tampoco “encarecimiento” de los servicios o trámites, aquí parece que el problema es falta de cumplimiento de alguna normatividad con la Delegación de Alcoholes, de quien somos respetuosos; el Municipio no tiene facultades para clausurar, dijo el Oficial Mayor, Salvador Reynosa Garzón, en la entrevista.

Dijo que todos en Mazatlán, donde operan mil 260 licencias de alcoholes, queremos que estén dentro del marco legal que les permita a los propietarios de licencias gozar de todos los beneficios de la propia ley, como es la ampliación de los horarios, aunque hay que decir que muchas licencias son propiedad de las empresas cerveceras que al momento de otorgar a un negocio ese permiso no hacen cambio de domicilio o cambio de nombre del comercio.

El funcionario aclaró que entre estado y municipio hay plena coordinación, pero es posible que los comercios no estén cumpliendo a cabalidad con la normatividad y por eso los inspectores de la Delegación de Alcoholes están procediendo conforme a la ley; cuando se han aplicado multas sin razón, lo Contencioso Administrativo nos lo señala y se retiran las multas.

“Nosotros aplaudimos el trabajo de Alcoholes para que el comercio de este tipo, bares y restaurantes, estén dentro de la norma, que haya un orden. Ahora, nosotros como municipio no tenemos nada en contra de una marca, no hostigamos a nadie”, aseveró Reynosa Garzón.

El Ayuntamiento da, en sus casos, la ampliación de horarios, pero Alcoholes no solo revisa eso, sino el cumplimiento de otras normatividades como el cambio de domicilio o de nombre de las licencias.

Puedo decir que el 97 por ciento de las licencias cumplieron, por ejemplo, con la revalidación; también zanjamos otros problemas como la deuda del predial o el pago de basura, no son requisitos para otorgar o no una ampliación de honorario.

Dijo que el problema es de una empresa cervecera que tiene que acercarse con la autoridad estatal para cumplir los requerimientos que le hacen falta, así de simple, concluyó el Oficial Mayor.