MIL FORMAS DE SENTARSE EN UNA BANCA..

0
53
FN4A5416.jpg

Cuando aparecieron las bancas allá por la avenida Leonismo Internacional, de inmediato se armó una escandalera. Dijeron questo y que quelotro, que el cabildo no había autorizado, que… Felton, aspiro aire para no desbielarse, y les mandó una mangana a sus críticos más encarnizados. Díjoles que lo de las bancas eran una prueba piloto de no sé qué aviador.

Pero yo tenía que verlo y preguntarle a la gente que opinaba sobre tal desaguisado. Y al poco tiempo me convencí que esa bancas eran una chulada. Primero porque cuando cambie el cambio climático los borrachos que los han corrido de la casa, podrán dormir a pierna suelta en esas hamacas mazatlecas. La segunda es que los viejitos de 80 años y más, podrán caminar y luego sentarse para descansar en ellas. Y tercero porque algunos podremos echar novio al mediodía sin sentir ningún calor que venga del cuerpo o del espíritu.

En fin… yo hice ejercicio en una de esas bancas y entre cambio y cambio de postura, descubrí las mil formas de morirse en esas joyas que  pueden servir de laboratorio gratuito para diagnosticar las hemorroides. Exijo que esas bancas ya no estén en calidad de prueba, propongo que sean declaradas patrimonio artístico de los mazatlecos de bien.