MEDIANTE ASOCIACION CONSTRUIRAN HOSPITALES EN MAZATLAN

0
50
FOTO CONGRESO I.JPG

El Pleno de la LX Legislatura aprobó autorizar al Poder Ejecutivo Estatal, para que celebre los contratos de Colaboración Público Privada, para el desarrollo de los proyectos del Hospital General de Culiacán “Dr. Bernardo J. Gastélum”, y del Hospital General de Mazatlán “Dr. Martiniano Carvajal”, así como la afectación como fuente o garantía de pago de los ingresos que le correspondan al organismo público descentralizado, “Servicios de Salud de Sinaloa”, por un periodo de veinticinco años, para el cumplimiento de las obligaciones que se deriven de dichos contratos.
Antes de ser sometidos a votación, el Diputado Rafael Uriarte Quiroz al hablar a favor del dictamen dijo que los presupuestos son limitados para atender infraestructura hospitalaria, y se revisa desde la perspectiva nacional la modalidad de contratos públicas privadas, que son a largo plazo y con objetivos y participación económica entre los dos sectores, para la prestación de servicios públicos.
Por ello, dijo, que tomando en cuenta la importancia que ello tiene, con fecha 27 de marzo, la LX Legislatura aprobó el dictamen sobre la Ley de Contratos Público Privado del Estado de Sinaloa, y que ahora quiere aplicarse para la inversión en este tipo de proyectos, porque así se verá en lo relativo a una programación, mecanismos de pago de los contratos, entre otros.
El pasado 25 de octubre, el ejecutivo envió dos iniciativas para igual número de contratos para infraestructura hospitalaria en Mazatlán y Culiacán, y dijo que al interior de la Comisión d Fiscalización –por él presidida-, dijo que la demanda supera la oferta en ambas ciudades, que las actuales instalaciones se encuentran obsoletas y que no abatiría el déficit existente.
Agregó que el Estado continuará brindando la atención médica, y que el plazo de 25 años de vigencia del contrato, todo pasará a ser parte del patrimonio del estado; que los recursos que el Estado afecte para estos contratos, serán manejados por un fideicomiso que incluso éste, podrá ser auditado; que el costo del hospital de Mazatlán, supera los 200 millones de pesos.
El pago al proveedor que obtenga el de Culiacán, será de 300 millones de pesos, sin IVA, como el de Mazatlán-; que en ambos casos los pagos son fijos; que los pagos al desarrollador serán hasta en tanto se inicien los trabajos de ambos centros hospitalarios.
Por ello, concluyó, con estos contratos públicos privados, con vida en ambos de veinticinco años, se dará la infraestructura de primer nivel; que Sinaloa tiene cuadros de enfermedades marcados.
Exhortó a votar a favor en beneficio de muchos sinaloenses que demandan atención médica en cualquiera de las dos ciudades, en donde son enviados a otros estados para su atención.
El Diputado Daniel Gaxiola Díaz, al hablar sobre el mismo tema, para señaló que ambos nosocomios cuentan con infraestructura antigua, datan de más de cuarenta años, que en Sinaloa no se tiene un hospital público certificado.
Se valoró que la viabilidad de los proyectos, son rebasados por la demanda, porque en Sinaloa la población rebasa los dos millones, de ellos, un alto porcentaje sin ISSSTE e IMSS; que los dos hospitales como el de Culiacán, que atiende más de 30 mil consultas y dejo de atender más de dos mil, por falta de infraestructura durante el 2012.
El de Mazatlán, tuvo ocupación hospitalaria del 136 por ciento, y canalizó a otras instituciones hospitalarias, por falta de equipo, y que pese a ello, otorgó más de cuarenta mil consultas en el mismo plazo -2012-, por lo que se requiere de mejor infraestructura médica, además de que ella se terminaría en un plazo de 18 meses, a partir de la aprobación por parte de esta Soberanía.
El Diputado Manuel Pineda Domínguez señaló por su parte, que los proyectos a desarrollar tienen como finalidad la atención médica, para apoyo hospitalario y consulta externa de la región y del estado. Además, en forma paralela ambos centros hospitalarios generarán mayor investigación para Sinaloa, toda vez que se instalarán áreas específicas. En Culiacán, se atenderá el 49 por ciento de la población total del estado, este proyecto contará con 150 camas, medicina interna y general; 43 consultorios, 19 gabinetes, apoyados por cinco salas de cirugía general e igual número de especial, farmacia, laboratorios, entre otros.
En Mazatlán, se darán atención en ginecología, pediatría, medicina interna y general, apoyados por especialistas, con tendencia natural a la capacitación de la salud. Al igual que en Culiacán, se proyecta para aquellos afiliados al Seguro Popular y a quienes no están en ningún sistema de salud social, rubro que hay más de 250 mil habitantes, es decir, el 47 por ciento de la red total de atención. Contará con 25 consultorios y 10 gabinetes, 10 salas de cirugía, terapia intensiva para niños y adultos, especial atención para neo natales y banco de sangre, entre otros servicios.
Por ello, dijo que con estos esquemas de colaboración público privado, se mejorará sustancialmente la atención médica para los sinaloenses.
Enseguida, la Diputada Gloria Margarita Santos Aguilar, abordó la tribuna para señalar que la construcción de esos dos hospitales, en el sur, tendrá oportunidad de gozar de mejor salud en ese hospital de Mazatlán.
Luego, el Diputado Gerardo Ponce Morales “no soy doctor pero soy ciudadano y como tal hablo”, sé que va a ser una obra que dejará transcendencia; obra de la que la LX nos sentiremos satisfechos por haber sido parte de una obra humana, en donde los humildes tendrán justicia social, porque en los dos hospitales se recibirán pacientes de siete municipios del sur del estado. Por ello celebro y pido el apoyo para esta obra, para beneficio de la sociedad sinaloense”.
En los dictámenes emitidos por la Comisión de Hacienda Pública y Administración se establece que la autorización de dichos contratos de colaboración público privada, permitirá ampliar la capacidad de atención al sistema estatal de salud y así estar en condiciones de cumplir con el imperativo constitucional de garantizar el derecho a la salud.
Asimismo, permitirá impulsar la actividad económica, mejorando la infraestructura hospitalaria, realizando las inversiones necesarias en los servicios médicos para el desarrollo sustentable del Estado y para elevar la calidad de los servicios públicos incentivando la productividad, mediante la modernización de instalaciones previstas en el proyecto al que se destinarán los recursos que se obtengan mediante el ejercicio de la autorización de los mismos.
En el decreto aprobado se autoriza a la Secretaría de Administración y Finanzas y al organismo público descentralizado denominado “Servicios de Salud de Sinaloa”, para participar en la constitución de un Fideicomiso Irrevocable de Administración y Pago o Garantía o Fuente Alterna de Pago, como mecanismo para realizar la afectación de los ingresos señalados, con la finalidad de que se apliquen para cubrir las obligaciones derivadas del Contrato de Colaboración Público Privada que se suscriba para el desarrollo del proyecto.
El Fideicomiso Irrevocable de Administración y Pago o Garantía o Fuente Alterna de Pago que se suscriba, se extinguirá, una vez que se cumplan todas y cada una de las obligaciones derivadas del Contrato de Colaboración Público Privada que se autoriza.
Asimismo el Ejecutivo del Estado deberá incluir anualmente, durante la vigencia de los Contratos de Colaboración Público Privada, en la iniciativa de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos del Estado, la o las partidas presupuestales necesarias y suficientes para cubrir el pago de las obligaciones a cargo del Estado.
En términos de lo dispuesto en los artículos 37 y 43, fracción XXI de la Constitución Política, y 38 de la Ley de Contratos de Colaboración Público Privada, ambas del Estado, el Congreso del Estado al expedir la Ley de Ingresos y Presupuestos de Egresos del Ejercicio Fiscal correspondiente, previa valoración de los informes sobre la situación del proyecto, podrá aprobar las asignaciones presupuestales suficientes para cumplir con las obligaciones de pago que se deriven de los Contratos de Colaboración Público Privada autorizados.
Además se obliga al Ejecutivo del Estado, para que presente trimestralmente informes al Congreso del Estado sobre el desarrollo de los proyectos autorizados, avance en la ejecución y calendario; así como el monto de pagos comprometidos, en términos de lo dispuesto en el artículo 28, último párrafo de la Ley de Contratos de Colaboración Público Privada para el Estado de Sinaloa.
Al rendir la cuenta pública el Ejecutivo del Estado, en un Capítulo Específico denominado “Contratos de Colaboración Público Privada”, deberá informar al Congreso del Estado sobre la situación en que se encuentre el desarrollo del proyecto y sobre el ejercicio de los recursos autorizados a afectar, correspondientes al cumplimiento de las obligaciones derivadas de los contratos, de conformidad a lo dispuesto en el artículo 65, fracción XXI Bis C de la Constitución Política del Estado.
El nuevo Hospital General de Culiacán, “Dr. Bernardo J. Gastélum”, contará con lo siguiente: ciento cincuenta camas censables, dos especialidades básicas (medicina interna y cirugía general) y veintinueve especialidades repartidas en cuarenta y tres consultorios, diecinueve gabinetes y en diferentes servicios de hospital.
Auxiliares de tratamiento: cinco salas de cirugía general y cinco de cirugía especializada, servicio de urgencias, terapia intensiva, trasplantes, banco de tejidos y banco de sangre. Auxiliares de diagnóstico: que tendrá rayos X, ultrasonido, resonancia magnética, tomografía, angiografía, densitómetro y medicina nuclear.
Laboratorios: clínico, patológico, de genética, biología molecular, epidemiología y de histocompatibilidad. Área de ambulatorios: englobará servicios de atención como quimioterapia, hemodiálisis, catéteres y endoscopia.
Área para investigación clínica farmacológica. Área de apoyo hospitalario: dietología, inhaloterapia, central de mezclas, central de equipo de esterilización, ingeniería biomédica y talleres de mantenimiento.
El predio donde se ubicará el nuevo hospital general se encuentra sobre la carretera No. 15 Culiacán-Mazatlán, en el ejido San José de Guanajuato, en el Municipio de Culiacán, Sinaloa y cuenta con una superficie de 50, mil 607 metros.
El nuevo Hospital General de Mazatlán “Dr. Martiniano Carvajal”, contará con 120 camas censables, cuatro especialidades básicas, pediatría, gineco-obstetricia, medicina interna y cirugía general, y dieciséis especialidades distribuidas en veinticinco consultorios, diez gabinetes y en diferentes servicios del nosocomio.
Así como área de tratamiento, siete salas de cirugía, dos obstétricas, cuatro generales y una ambulatoria, servicio de urgencias, tococirugía, terapia intensiva, adulta y pediátrica, cuidados intensivos e intermedios neonatales y banco de sangre.
Auxiliares de diagnóstico que tendrá rayos x, ultrasonido, mastografía, tomografía y angiografía; laboratorios clínico y patológico; área de ambulatorios, servicios de atención en endoscopia y hemodiálisis.
Área de apoyo hospitalario: dietología, inhaloterapia, central de equipo y esterilización, ingeniería biomédica y talleres de mantenimiento.
El predio donde se ubicará el nuevo hospital se ubica sobre la carretera No- 15 Culiacán-Mazatlán, fraccionamiento Universidad, sector Huertos Familiares, en la ciudad de Mazatlán, Sinaloa y cuenta con una superficie de 45 mil metros cuadrados.