Mazatlán, sitio seguro: Chris Gardner

0
35
IMG_4473.JPG

En Estados Unidos la situación está más difícil que aquí

 

“Ellos son los que deben tener miedo de salir de su ciudad, en vez de decir que México es inseguro. Yo me siento seguro en Mazatlán”.

Así, breve y conciso, respondió Chris Gardner, cuando le preguntaron que opinaba de lo que se dice en Estados Unidos, su país, de la violencia que hay en Sinaloa… aquí.

El motivador de “En busca de la felicidad”, se convirtió en el mejor promotor de Sinaloa y Mazatlán, en especial, no sólo, por sus dotes de orador para sacarle a la gente los sentimientos de su interior, sino por las declaraciones que vertió en la conferencia de prensa, aceptando que vivimos en iun territorio tranquilo, donde él mismo se siente .sin alteraciones.

Y el que mejor lo festejó en ese momento fue el Secretario de Turismo, Francisco Córdoba Celaya, que se convirtió en  traductor, aprovechando su buen inglés, que nos hizo recordar que fue uno de los factores que intervinieron para designarlo como tal, según lo dijo en su momento el gobernador Mario López Valdez.

Gardner llevó la entrevista como quiso, no aceptó más de dos preguntas, aunque siempre las respondió con agrado, y dijo lo que todos queríamos oír; que las cosas pueden marchar bien y mejor siempre y cuando así lo decidamos.

LA importancia de que un personaje como él haya hecho de tal manera esa declaración, le viene bien a Sinaloa, y a Mazatlán, desde luego, sobre todo por la imagen negra que nos han fabricado- con razón o sin ella- en la Unión Americana y más aún, porque en diez días más empezará la llegada de los cruceros turísticos tras tres años de ausencia.

Gardner aprovechó para señalar que en cierta ocasión que se encontraban en un aeropuerto en Medio oriente, vio por la televisión cuando ocurrió un hecho sangriento en Washington. A su lado estaban dos personas, seguramente árabes, que son saber quién estaba a su lado, dijeron que no era necesario que los terroristas practicaran ataques allá, por que los americanos solitos se estaban matando.

La calidad humana de este personaje es enorme, sin duda alguna, y más se acrecienta ante los ojos de propios y extraños- y los nuestros- cuando platicamos- aunque sea en inglés- con un personaje al que mismo Nelson Mandela le dijo “Hijo”.