MAZATLÁN AFECTADO EN SUS ECOSISTEMAS COSTEROS.

0
34
ECOSISTEMA MAZATLAN PLL.JPG

Mazatlán forma parte de los 167 municipios de 17 estados costeros del país afectados en sus ecosistemas costeros y en sus humedales debido a factores tales como el crecimiento poblacional y urbano y a la falta de políticas públicas que regulen este fenómeno. No existen instrumentos legales que regulen el ordenamiento territorial en los litorales, y, por ende, Mazatlán se ha visto afectado, desde hace muchos años por el crecimiento sin regulación y la invasión de áreas protegidas y la contaminación de suelos y aguas.

Actualmente la legislación se enfoca en el reordenamiento del comercio en las playas, limpiezas y sanciones con lo que los ayuntamientos se deben de dedicar a ser simples entes encargadas de realizar trámites para el uso de las playas por parte de comerciantes ambulantes, en vez de regular el buen uso y protección de las mismas. En nuestra ciudad el crecimiento poblacional y la ocupación de espacios territoriales ha propiciado que humedales y manglares vayan desapareciendo; ejemplos claros los tenemos en colonias Como Klein y Casa Redonda, donde esta última ha ocupado espacios de marismas y salinas que antes llegaban hasta la zona del Rastro de Urias.

La diputada federal Lourdes Adriana López Moreno asegura que la participación de los municipios es trascendental porque son la primera instancia que conocer de las consecuencias que tiene una política donde se falte el respeto a la normatividad, aun siendo deficiente. Cabe precisar que para el año 2030 la población de los estados costeros aumentará a 55 millones de personas, es decir 17 por ciento superior a los 45 millones que había en el 2005. Otro de los fenómenos que afectan a los humedales costeros son la permisividad con que se ha permitido que desarrollos habitacionales y turísticos de desarrollen en las zonas. Estos, y otros factores, han propiciado que en nuestro país en treinta años se hayan perdido hasta el 65 por ciento de los manglares y otros hábitats acuáticos, debido principalmente al avance de la frontera agrícola y ganadera, a la acuicultura y ala construcción de infraestructura turística en la franja marítima.