¿MAZATLÁN: A LA ALTURA DEL CORREDOR ECONÓMICO DEL NORTE?

0
85
nuevo_muelle.jpg

Guillermo Ramírez Ávila

“En el mar la vida es más sabrosa”, dice la canción, y así culminó la Semana Santa en el puerto de Mazatlán. Las cifras van y vienen en cuanto a la cantidad de turistas, unos dicen que 700 mil, otros que 900 mil y según el último dato que dio a conocer el Secretario de Turismo del Estado fueron 944 mil personas con una derrama económica de 660 millones de pesos en el periodo del 16 al 20 de abril, lo que significó que cada turistas gastó por día $699.15 pesos en promedio. Por otro lado, se tuvo un incremento del 106 % de visitantes respecto al 2013 (Noroeste, 23 abril 2014), por efecto evidente de la apertura de la carretera Mazatlán–Durango que fue inaugurada en Octubre del 2013 y que forma parte del Corredor Económico del Norte.

Sin embargo, no en todos los sectores se ha obtenido el mismo beneficio. Por ejemplo, en el terreno comercial Mazatlán no ha logrado capitalizar su posición geográfica que por sí misma es una ventaja comparativa; lo que significa que los esfuerzos deben enfatizar la ampliación y modernización de la infraestructura portuaria, para convertir esta ventaja comparativa en una ventaja competitiva. ¿Pero y ésto como se logra? ¿Qué se requiere para ello?

Un primer cuadro de análisis nos muestra que el puerto, al día de hoy, es un puerto rezagado, con una edad de más de 70 años, ya que se construyó en 1940. Aunque, a partir de ahí ha pasado por varias fases de ampliación.

Por otro lado, en base a las categorías con las que se clasifica la vocación de cada puerto, estos pueden ser comerciales, turísticos, industriales y petroleros. El puerto de Mazatlán está configurado como puerto de Altura Comercial y Turístico, es decir, es un puerto que mueve carga a granel y contenerizada, que permite el tráfico de mercancía de importación- exportación y al mismo tiempo es un puerto turístico. Lo que se destaca es que no todos los puertos tienen ese privilegio, ya que de los 114 puertos que componen el Sistema Portuario Nacional (56 ubicados en el Océano Pacifico y 58 en el Golfo y el Caribe), 66 de ellos son puertos de altura y cabotaje (es decir, de tráfico de mercancía de importación-exportación y

a la vez de tráfico al interior del país) y 48 únicamente de cabotaje. No obstante, el movimiento se concentra principalmente en 41 puertos, con actividades comerciales, turísticas e industriales, y de éstos únicamente 20 puertos que son el 17.54% están habilitados como puertos de altura siendo Mazatlán uno de ellos.

Ahora bien, al ser un puerto de altura, la pregunta es: ¿Mazatlán está a la altura de los retos que impone la dinámica internacional? ¿Se puede ser competitivo teniendo un rezago en infraestructura portuaria? ¿Se puede estar a la altura de otros puertos que mueven mayor carga comercial como Lázaro Cárdenas y Manzanillo?

El Lic. Labastida Gómez, Secretario de Proyectos Estratégicos del Gobierno de Sinaloa, en su documento “Mazatlán: Puerta del Corredor Económico del Norte” plantea que se busca potenciar sus ventajas comparativas respecto a las que tiene el puerto de Punta Colonet en Baja California, y que estas ventajas por medio de inversión se transformen en ventajas competitivas, es decir, si bien el puerto de Mazatlán presenta un rezago importante, el énfasis deberá enfocarse en la modernización de su infraestructura ya instalada. Labastida proyecta esto para un lapso de 6 años, de tal forma que el puerto alcance una capacidad para recibir 500 mil TEUS (Medida de un contenedor de 20´pies) al año. Eso nos parece bien, pero creemos que es insuficiente ya que actualmente Manzanillo opera 2 millones de TEUS y Lázaro Cárdenas tiene capacidad para operar más de 3 millones, además de que se sigue invirtiendo en dichos puertos.

 

Aunado a esto, los buques que operan actualmente en Mazatlán son de primera y segunda generación, también llamados buques alimentadores “Feeders” que vienen de Manzanillo, y que tienen una capacidad de carga de entre 1000 y 3000 TEUS por viaje, es decir, bastante pequeña, lo cual se debe a que Mazatlán cuenta con un canal de navegación de solo 12.2 mts, mientras que los buques de gran calado necesitan en la actualidad al menos 15 mts de calado, Lázaro Cárdenas cuenta con 17 mts. Dependemos así, de lo que se deriva de Manzanillo, porque no tenemos condiciones de infraestructura para que entren barcos de gran calado a nuestro puerto.

 

Si a esto le agregamos que Mazatlán tiene solo una capacidad de operación de 200 mil contenedores al año, la siguiente pregunta es: ¿Debemos esperar 6 años más para tener una capacidad de operación de menos de un cuarto de lo que actualmente están operando nuestros competidores más cercanos, como propone el Lic. Labastida? Tal vez lo que haga falta sea una estrategia más agresiva para atraer recursos públicos e inversión privada.

g3ramirez@gmail.com