Más Vale Meter el Dedo que Meter la Pata, dice Proctólogo

0
39
FN4A1445.jpg

*Cultura del mexicano, problemas de cáncer

*Congreso Internacional de Coloproctología

Por situaciones de cultura machista, muchos varones llegan a morir o tener problemas serios de cáncer de colon que dejaron evolucionar por enfermedad, dijo el doctor Javier Horacio Figueroa Becerra presidente de la Sociedad Mexicana de Cirujanos de Recto, Colon y Ano, al anunciar para el año próximo, en abril, el IV Congreso Internacional de Coloproctología.

Acompañado de los doctores Luis Ibarra Jiménez, Armando Félix, Cruz Alberto Tirado y Roberto Calderón Lizalde, Figueroa Becerra reconoce que hay muchos hombres que no se revisan, no llevan a cabo un chequeo médico, por temor a que le “quiten algo muy personal o una parte de su hombría”.

Las mujeres son más accesibles a las revisiones médicas, pero cuando un varón llega a un chequeo siempre hablan de que tienen problemas de hemorroides y una vez que son auscultados, resulta que traen tumores y hasta problemas de cáncer.

Los especialistas médicos ofrecieron una conferencia de prensa en el restaurante La Concha del Hotel El Cid, en donde Figueroa Becerra reconoció que muchos hombres llegan con los médicos cuando prácticamente no tienen remedio; “por descuido y porque no saben que el cáncer de colon es silencioso, algunos varones llegan a morir”.

Por desgracia sique siendo un tabú el que los hombres no permiten revisiones en esas partes de su cuerpo, ya sea para revisarse la próstata o lo que puede ser un problema de colitis o hemorroides. Dijo que hay técnicas científicas, pero hay estudios que requieren una exploración tradicional, es decir el tacto rectal con ciertos aparatos.

Aunque se escuche pueril la pregunta y sin ofensa ni agresión a nadie: Hay muchos hombres que se resisten a que les metan el dedo? Y el profesionista señala que es “correcto, porque sienten que van a perder algo; no lo ven como un tema médico, profesional, y muchos varones, incluso, lo manifiestan de manera chusca. Nosotros decimos, como médicos: hay que meter el dedo para no meter la pata”.

Lo anterior, parece broma, pero es mejor introducir el dedo por la vía anal y no cometer un error médico que pueda llevar a la muerte a un paciente.