LOS MISTERIOS DE UN A FRASE DE MALOVA

0
114
FN4A9700.JPG

“YO YA EMPIEZO A PLANEAR MI SALIDA PARA EL 2016”

ELIO EDGARDO MILLÁN VALDEZ

La frase de Mario López Valdez,  “Yo ya empiezo a planear mi salida”, tiene un misterio que difícilmente se podrá desentrañar por lo menos en estos días. Se parece a otras frases que nos receta nuestra clase política  que nos dejan cavilando y chupando un cigarro de hoja. Ernesto Hernández Norzagaray,  afirma, por ejemplo, que el “aviso” de López Valdez deja más dudas que certezas, porque  MALOVA  trae es un rezago muy grande en varios terrenos. Esta declaración cuando menos genera preocupación;  porque  se trata de un Gobierno que se ha fincado en la deuda. ¿Cómo podrá gobernar sin un mayor endeudamiento? Esa es una primera cuestión que tiene que ver con la preocupación de él. (Además)  creo que está preocupado por cómo va entregar las finanzas y, bueno, hoy se mide mucho la calidad de un gobierno es función de cómo dejan las finanzas de un estado” 

            Así recoge el Centinela una declaración de Ernesto Hernández Norzagaray; pero además los editores de esta columna intentan desentrañar el misterio de una forma menos ilustrada: “La mente del Mandatario ya está con la mira puesta en los campos del golf del retiro del poder. Cansado o desinteresado, en su derecho o no, estrategia práctica o errónea, lo cierto es que esta actitud de planear tres años más generaría un vacío de poder, que intentaría arrebatar cualquiera que esté interesado en ser Gobernador. Quizá estos se cuadren ahorita, pero conforme pase el tiempo y se vaya agotando el sexenio, la burocracia va a ir agrupándose en torno a los pretensos. Entonces los burócratas tendrán nuevos jefes y, por lo tanto, el mando de MALOVA tendrá competencia”. (Noroeste, 18 de noviembre del 2013)

VAYAMOS A OTRA INTERPRETACIÓN

 

 Si escuchamos bien el video de la conferencia de Prensa de MALOVA, que editó Sinaloa en Línea, encontraremos que, una vez que afirmó que requería el gobierno 1900 millones de pesos para cerrar el año, porque se requería  sufragar los pasivos de los municipios y los requerimientos de la UAS, entre otros rubros, y además señaló que difícilmente se los otorgaría la Federación… Intempestivamente cambió el discurso, para señalar sin mayor conexión y a tres años de distancia: “Yo ya empiezo a planear mí salida para el 2016”. Y agregó que había contratado la consultoría de Pedro Aspe, porque quería dejar las finanzas en orden y también el campo abierto para que alguno de los pretensos le sucediera en el poder sin las restricciones que él tuvo. Esta expresión aparentemente fuera de contexto, incluyendo también lo de Pedro Aspe, podría ser interpretada por el sentido común como reflejo de cansancio o desinterés  y de que ya  tiene la mira puesta en los campos de golf…

 

   Creo más bien que la opinión de Hernández Norzagaray está más cercana a lo que MALOVA quiso decir en aquella frase encriptada, porque según mi punto de vista su preocupación es en efecto financiera. Pero me parece, a diferencia de mi amigo Ernesto, que su preocupación por ahora nada tiene que ver con el 2016, año en que será relevado, porque a pesar de los problemas que afronta, tiene para buen rato el apoyo de los partidos y las “fuerzas vivas” a su alrededor, y seguramente este sostén será hasta el 2015 y unos meses más, claro si no ocurre una catástrofe política que pudiera conjuntarse con un desastre climático. Esa frase aparentemente fuera de contexto, va dirigida directamente a Enrique Peña Nieto y a Luis Videgaray, que en estos momentos están muy urgidos de apoyo, pues están a punto emplearse a fondo para lograr la aprobación de la Reforma Energética y que además todavía pueden, bajo diversas formas, hacer enmiendas al paquete fiscal para resolver los problemas que le vienen al gobierno de Sinaloa en este cierre de año. Amor con amor se paga, como dijera el poeta Andrés Manuel.