LOS BEE GEES “VISITAN” AL ÁNGELA PERALTA

0
33
IMG_0382.JPG

Héctor Ortiz revivió las diferentes épocas del legendario grupo musical

Cientos de mazatlecos vibraron hasta el delirio con la música del legendario grupo australiano The Be Gees, que en sus diversas épocas dominó buena parte del panorama musical en la segunda mitad del siglo XX.

Héctor Ortiz apareció por segundo año consecutivo en el Festival Cultural de Mazatlán, esta vez para personificar a Barry Gibb, el carismático vocalista del los Be Gees, con éxitos que recorrieron la excitante década de los sesentas para transportarse a las baladas de los setentas y luego a la fastuosa época disco, para terminar convertidos en una leyenda que no ha contrarrestado ni siquiera la muerte de los gemelos Maurice y Robin.

La primera etapa de los románticos Be Gees quedó ilustrada con canciones como Words y To love somebody, coreadas frenéticamente por los asistentes.

En el intimismo de I started the joke, Ortiz demostró su versatilidad, en compañía del grupo The Classics, con el que trabaja normalmente, y de la Camerata Mazatlán, del Centro Municipal de las Artes, cuya participación dio un toque de profundidad y amplitud a los arreglos de estas canciones clásicas del repertorio mundial.

Cuando el cantante abordó la etapa disco, el público estalló en júbilo. El espíritu de los últimos setentas y los ochentas se apoderó del ambiente, y no faltó quien desde su asiento se sintiese invadido por Tony Manero, el joven protagonista de la película Saturday night’s fever, aquella fiebre de sábado por la noche que lanzó a la fama a John Travolta.

Por cierto pocos saben que poco después de hacer la película, antes que ésta se consolidara como el gran éxito que fue, Travolta estuvo en Mazatlán, presentando un espectáculo de canto y baile en el Hotel Camino Real. Sólo Héctor Muller y Francisco Hinojos se enteraron y lo publicaron en el periódico Nuevo Diario, aunque por no conocer hasta dónde iba a llegar el artista, su nota fue encerrada en las interiores de su edición y pasó desapercibida. La visita sólo cobró notoriedad cuando Fiebre de sábado triunfó y los medios nacionales informaron sobre las presentaciones de Travolta en Mazatlán.

Anoche el Ángela Peralta se invadió de ese entusiasmo. Solo faltó una pista de baile para emular también a Studio 54, porque entre el público había varias Donnas Summers y varios “integrantes” de los Be Gees o de Chicago, o hasta de Tavares, a juzgar por el público extranjero, cuyo entusiasmo avaló las interpretaciones.

La música de los Be Gees proeducirá otra vez una fiebre de sábado por la noche hoy, en el Ángela Peralta, como parte del Festival Cultural Mazatlán 2013.