“Lobero” Tiene Muchos Amigos y una Nueva Vida

0
27
IMG_1260.jpg

*Primer diagnóstico: muchas enfermedades

*Sacó el porte de raza…también de hambre

“Lobero” es un perro al que le llegó su suerte…años después. Al llegar a la Clínica de rehabilitación, especial para cánidos y felinos, sin más se comió dos platos de croquetas, tomó agua de la bandeja y, a su costumbre, buscó la puerta de la calle, pensando en su viejo barrio en la colonia Pino Suárez, muy cerca de una invasión, donde vivía en la calle y a punto de morir por inanición.

Hoy, “Lobero” siguió su vida de perro, pero con un trato muy diferente. Ayer, después del video, las redes sociales se volcaron hablando de “Lobero” y, demasiado pronto, encontró amigos, gente noble que ofreció todo el apoyo al Pit Bull, que ahora como en las películas, pero al revés, de “mendigo pasó a príncipe, pues hay hogares que lo quieren adoptar”.

Las redes sociales, satanizadas por los excesos del anonimato, ayer fueron el canal extraordinario de la solidaridad y de la preocupación por un animal a punto de morir, en la calle, sarnoso, famélico y lleno de enfermedades, según dijo David Castellanos, quien acompañado de Rebeca Raygoza, de la Fundación Amigos Sin Voz, A.C, dieron un primer diagnóstico al verlo tirado, sin fuerzas en medio de la calle, bajo el canicular sol.

Con guantes de latex en las manos, por protocolo de salud, David Castellanos, levantó el cuerpo de “Lobero”, flojo, sin fuerzas, sin peso, para llevarlo en sus brazos hasta el asiento trasero de su carro. Antes, le tomamos una foto como evidencia, y todavía con el porte del Pitbull, enderezó la cabeza.

Así, Sinaloa en Linea.com seguimos el trayecto y ver dónde se iba a quedar “Lobero” y llegamos a la colonia Esperanza, en una clínica especial para animales de la Fundación Amigos Sin Voz, en donde lo primero fue comer croquetas y tomar agua; se reanimó.

David Castellanos dijo que estará de tres a cuatro meses en la clínica atendido de todas las enfermedades, pues a primera vista y por la piel dañada, “Lobero” tiene sarna, tal vez de años, y una desnutrición enorme; lo desparasitarán y le harán análisis de sangre para detectar epatitis y otros eventuales daños de salud, como la rabia, después lo entregarán en adopción a los hogares que lo han pedido.

“Lobero” ya tiene muchos amigos que se preocupan por él; “Lobero”, ya tiene una vida, gracias a las redes sociales y a la nobleza de muchas personas.