LEJANO EL REPUNTE DE LOS CRUCEROS.

0
37
20140219_102904.jpg

* El regreso son buenas noticias por que hacen mucha falta, Rivera López.

* El turista de crucero es sumamente variado, no nada más viene y se pasea.

* Se beneficiaban directamente 14 mil personas, de acuerdo a estudio.

Se avizora lejano el año cuando Mazatlán tuvo arribos récord de cruceros y visitantes cruceristas, sin embargo el regreso de estos sigue generando buenas expectativas.

“Los anuncios son buenos, porque no hacen mucha falta”, reconoce el mayorista Rafael Rivera López.

De acuerdo con estudios que se realizaron en el año de 2005 y todavía hasta el 2010, se estimaba en 14 mil, el número de personas que se beneficiaban directamente de la actividad de servicios a cruceristas y tripulantes en todas las ramas, desde la gastronomía, transporte, venta de artesanías, mercados, entre otros; dentro de lo que se llamaba el “Country Tour” que abarcaba Mazatlán, Copala, Rosario, Tablón II, y El Quelite.

Las estadísticas históricas señalan al 2008, como el mejor año al haber arribado a nuestro destino un total de 244 barcos con un total de 531 mil pasajeros, seguido del 2010 cuando llegaron 192 cruceros que trajeron a puerto 526 mil pasajeros.

Fue en abril del 2011 cuando se suspendieron y hoy, en esta temporada la recuperación ha sido lenta y, confían los promotores pueda irse sosteniendo y crecer en un futuro mediato.

Sobre ello, don Rafael Rivera López, un personaje que ha dedicado toda su vida a esta actividad, manifiesta: “ toda la gente que trabajamos alrededor de los pasajeros que vienen en los cruceros y sus tripulantes, deseamos que la gente se vaya contenta, porque somos un puerto alegre y con mucha diversión y así puedan recomendarnos”.

Sin embargo, comenta que se debe de estar consciente de mejorar la imagen y todos los servicios; por ello, ahora hay nuevas ofertas de recorridos turísticos, sin embargo el aspecto de la remoción de la ciudad debe de darse de manera constante, vengan o no cruceros, y ello implica que la ciudad esté limpia, no haya basura en la calle ni en las playas.

“El turismo es muy variado; algunos caminan, otros bajan sus bicicletas, es decir, no nada más toman un tour; otros van al malecón o pasean en pulmonías”.

Por ello se pronuncia por cuidar todos los aspectos, sobretodo en el transporte público que debe de será parejo para cada lugar y siempre tratar que la gente se vaya con una buena imagen del destino.

Mazatlán es un puerto alegre, debemos dar buen trato; los anuncios, ojala y sigan siendo buenos porque nos hacen falta, señala.