LE LLUEVE A LÓPEZ OBRADOR.

0
24
12141662_761416453969554_385598638361268129_n.jpg

ELIO EDGARDO MILLÁN VALDEZ

Recuerdo en aquellos años cuando se nos venía un chaparrón encima, solíamos corear: Llueve, llueve y llueve y la gente no se mueve. Este par de versos procuraba impedir que la gente, poca pero muy enjundiosa, se fuera y nos dejara solos hablando como loquitos. Ahora paso lo contrario: como hora y media antes de que llegara el Peje a parlamentar con los morenos mazatlecos, empezó a llover sin vendaval ni comparsa y, como yovía y yovía los fans que debían acompañarlo, se quedaron en casa.

Pero por esas cosas de la vida, López obrador no se tensó al ver tan poca audiencia en ese convivio revolucionario. Llegó exultante, radiante y con una sonrisa de oreja a oreja. Vaya, hasta dio como quince minientrevistas a los reporteros y se dejó retratar como si fuese un artista de Hollywood y, debo decir de pasada, que mostró unos dientes blancos, casi listos para hacerle publicidad a la pasta Colgate. Venía muy contento con su cargamento, Andrés Manuel. Nadie estaba tan alegre como él.

DESDE LA BARRERA SE VEN LOS TOROS.

Una vez que estuvo en el estrado y de haber oído los discursos de bienvenida, poco zalameros, por cierto, el prócer de Macuspana empezó a decir más de lo mismo, pero por los errores y horrores del “sistema que comanda Peña Nieto”, su discurso se ha vuelto potente y persuasivo: habló de la confrontación entre buenos y malos, de la “mafia del poder” que ha saqueado a la nación. Y sus palabras se entreveraron con las acusaciones a la corrupción, que para él es el problema fundamental del país.

Y sin dejar la Sonrisa que irradiaba desde el principio, enfatizó que Morena había ganado varias delegaciones del DF, entre ellas la delegación Cuauhtémoc que es el corazón de la región “más transparente” de México. Y sin referirse a las elecciones que ocurrirán en el 2016, señaló con los ojos llenos esperanza: “La tercera es la vencida, y todo mundo entendió que volvería a contender por la presidencia de la Res Pública. La Gente aplaudió entusiasmada. Y cómo no; si las encuestas lo sitúan con el 42% de las preferencias electorales.

PREGUNTAS REPREMIDAS/RESPUESTAS EN EL AIRE.

En ese momento quise pedir la palabra para hacerle dos preguntas: ¿En su campaña por la grande irá flanqueado por toda la izquierda o irá sólo cómo a veces ha asegurado? ¿Qué opinión tiene del movimiento Por México Hoy, que fundaron Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo, Luis Miguel Barbosa, Leonel Godoy, Mario Delgado, Elías Moreno Brizuela y el ismo Macelo Ebrard, entre otros históricos descarriados del PRD.

Pero como no era una entrevista sino una reunión informativa para los militantes de ese partido/movimiento, me comí mis preguntas. Y seguí ojo avisor: López obrador planteó que ante las preferencias que goza MORENA, la mafia en el poder se está preparando para

ganarle a la mala, porque la mafia compran votos y ellos no son partidarios de generar una especie de servidumbre voluntaria. Y por supuesto Salinas, obsesión aparte, salió como el mero orquestador de esa puñalada trapera.

VUELA, VUELA PALOMITA

Y así sucesivamente. Poco antes de dejar el micrófono les mando decir a Juan S. Millán, el papá político, que Sinaloa ya no tendrá dueño. Que ya no podrá poner y quitar gobernadores a su antojo. Un priísta que estaba a mi vera se dijo aliviado: “Es cierto, mejor que lo ponga Peña Nieto, para que sea una Candidatura de Unidad”.

López Obrador se despidió de la militancia con otra sonrisa, y en la salida se volvió a tomar fotos y de dejó entrevistar de nuevo. En mero Jefe de andaba contento. Ahora puedo decir que el prócer de Macuspana ya no era la seña y figura que un día dibuje, hoy el Señor López venía reloaded.