LAS TRACALAS DE LAS AFORES.

0
59
Afore-SigloXXI.jpg

DESDE EL BURLADERO. LAS TRACALAS DE LAS AFORES. – Hacienda y la Consar desesperadas en justificar el atraco a la tercera parte de la población mexicana. – Dedican los recursos de los trabajadores a la especulación y no a la inversión productiva. – Las perdidas promedian el 7 por ciento de los ahorros en tres meses. – Cobran por administrar y lo hacen mal. Alfredo Ramírez. En el transcurso del mes de septiembre del año en curso, la tercera parte de la población mexicana; ya sea trabajadora en activo y los desempleados que alguna vez cotizaron o cotizamos en el IMSS o Issste; recibimos la desagradable sorpresa de que nuestros ahorros para el retiro han sufrido una perdida promedio del siete por ciento en tan sólo tres meses. Ante el coraje e indignación que tal hecho puede ocasionar; que de hecho ya lo originó, en la población afiliada a alguna de las 21 Administradoras de Fondos para el Retiro, vulgo Afores; la seccretaría de Hacienda y la Consar se apresuran ha establecer un control de daños mediante una campaña mediatica que no convence a nadie. Esta campaña se centra en explicar que la perdida de una parte de nuestros dineros se debe a la “volatilidad financiera internacional” y a inyectar la esperanza de que “en las Afores, lo que importa es el largo plazo”. ANTECEDENTES.- Fue en el asqueroso y depredador sexenio del Satán Salinas cuando se constituyó la figura de las Afores con el supuesto de beneficiar el ahorro para la pensión de los trabajadores, con mayores y mejores rendimientos para una vejez digna. El salinismo entregó la administración de este mundo de recursos, que a la fechas ascienden a un millón 144 mil millones de pesos a la banca voraz nacional y extranjera; con la novedad de que estos vampiros del neoliberalismo concentrador cobrarían una comisión anual y otra de flujo por la administración de los recursos. Dichos recursos se destinaron en primera instancia al financiamiento de los gobiernos mediante la compra de Cetes y otro tipo de bonos de deuda de los gobiernos y, el paso de los años en bonos especulativos en los mercados nacionales y extranjeros. Nunca, léalo Usted bien, nunca, ni en los desgraciados sexenios del gris Zedillo, el lenguaraz Fox y el decepcionante Lipe Calderón; y, tal parece que tampoco en este sexenio del Envaselinado; se dedicaron esos recursos en financiar la infraestructura productiva del país, lease construcción de refinerías, puertos o industrias. Estos gobiernos permitieron lo más fácil y para lo que les pagó el Gran Capital: la especulación. Y ahora nos topamos con la desagradable sorpresa de que la “volatilidad de los mercados financieros internacionales” varió los rendimientos que pagan las Afores. El Satán Salinas se salió con la suya: no escuchó los consejos adecuados y no quiso ver los casos ocurridos en Argentina y Chile en ese periodo donde los gobiernos declararon en quiebra los sistemas de pensiones privados dejando en la miseria a miles de personas. Hoy, el Envaselinado no ha abierto la boca en torno a la situación que estamos viviendo millones de mexicanos ante esa sorpresa. Sus corifeos tratan de que olvidemos el atraco hablando de las bondades del seguro de desempleo, pero ese es otro chorizo. La misma Consar parece engañar con la verdad: en septiembre del 2012 informó que 31 millones 540 mil 715 mexicanos estabamos rehistrados en el sistema de Afores; para el cual es necesario estar registrado en el IMSS o el ISSSTE; pero en el informe de 56 cuartillas, correspondiente a la Transparencia del segundo trimestre de este 2013, mismo que fue entregado a la sarta de parasitos que integran el Congreso de la Unión, dice que existen 22 millones 219 mil 246 cuentas. En el informe que usted puede consultar en su portal se dara cuenta que la banca mexicana no administra ni el 15 por ciento de dichas cuentas; eso significa que la banca extranjera saca utilidades hacia sus países de origen de poco mas de 18 millones de mexicanos. La secretaria de Hacienda quiere jugarnos el dedo en la boca diciendonos que “es importante que observes el rendimiento de mediano y largo plazo y no tanto de periodos breves, ya que el ahorro permanecerá invertido en tu AFORES por muchos años más”. ¡El largo plazo es lo que importa!. Pues vale mas amable lector que trate de vivir unos veinte años o mas para ver si obtiene una pensión digna. Lo peor y lo más indignante de todo esto es que los únicos que perdemos somos los ahorradores mexicanos; y hemos perdido muchísimo más aquellos que hemos dejado de cotizar en el IMSS; es decir, aquellos que no tenemos un empleo con dicha prestación y vemos nuestras cuentas con aportaciones cero, a estos la disminución de dicho patrimonio es mayor. Le decía que lo peor y más indignante es que a pesar de la perdida o merma, ellos tienen dos cinismos: el primero, presentar en nuestros estados de cuenta en el renglón de rendimientos la cantidad en perdida con el signo de menos, obvio; y… en el concepto de comisiones otro cobro; es decir, perdimos por partida doble. No hay solidaridad, los ahorradores perdemos por partida doble y esta asquerosisima gavilla de cuello blanco sigue depredando, ellos no pierden, sino por lo contrario los estamos premiando. Tengo en mis manos dos estados de cuenta: el propio o particular de la afore Sura donde en el concepto de rendimientos, señala: – (menos) 11, 238.43 pesos; ahh, pero las ratas, en el concepro de “comisiones” estan chupandome 618.96 pesos. Tengo aquí otro de Profuturo, dice: “rendimientos”: – (menos) 6,179.52 pesos y en comisiones los cerdos se estan apropiaando de 364.63 pesos. Dese una idea: perdidas de entre el 6.5 y 7.5 por ciento, ¡en tres meses!, y ellos, los administradores siguen cobrando. Ahora multipliquelo por los mas de 20 millones de ahorradores que nos tienen agarrados de las gónadas ovoidales. CINISMO:- En el portal www.economia.com.mx se dice que una Afore es “Es una empresa financiera mexicana, especializada en administrar e invertir el ahorro para el retiro y voluntario de manera segura, de millones de trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Procurando el mayor rendimiento posible durante el ciclo de inversión de los recursos.” Y sus beneficios son: “…Mejorar las condiciones de vida de los jubilados; incremento del ahorro interno e incremento de la inversión productiva” (¡pa´su mecha!). LA DEL ESTRIBO:- ¡Viva el calvismo-orejonista; la grisura, el lenguarismo, la decepción mediocre y el envaselinadismo gavioto neoliberal!. HLP…DM