Las Labradas y sus petroglifos, maravilla histórico-cultural del Municipio de San Ignacio.

0
60
DSC_1248.jpg

Edgar Salgado Calderón, autor y promotor en redes sociales de San Ignacio Vive, nos muestra lo maravilloso que son Las Labradas, un lugar mágico.

Las Labradas, es un sitio emblemático y natural rodeado por las aguas del mar del golfo de california en el Municipio de San Ignacio, Sinaloa. Su importancia radica en rocas volcánicas que se distribuyen en la línea de playa, petrograbados o petroglifos que simbolizan la historia de un grupo de prehispánico, que habitaron en esta región de Sinaloa, que según estudios del INAH-Sinaloa datan del año 700 d.C

Esta zona consta de 600 piedras rupestres aproximadamente, el 30 de Noviembre del año 2012 fue declarado Zona de Monumentos Arqueológicos, en el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación, precedente importante para la protección de este tipo de patrimonio cultural de la nación.

Actualmente Las Labradas, resulta el hallazgo arqueológico, más importante del noroeste de México y de todo el Continente Americano, por las características y condiciones propias del lugar.

Edgar Salgado, promotor independiente del Municipio de San Ignacio, señala, que “Las Labradas, propicia además la oportunidad de percibir los mejores atardeceres, exhibiendo un santuario lleno de misterio, dentro de una de las áreas naturales protegidas más grandes de Sinaloa. En ella se encuentran todo tipo de especies en flora, dentro de una extensión que comprende importantes ecosistemas y una gran diversidad de fauna silvestre, siendo esto el motivo principal del arte rupestre de los petroglifos”.

Entre las características propias de las piedras labradas, podemos encontrar, la simbología de la espiral que para algunos investigadores representa a la imagen del sol como precedente de una orientación astronómica. Los petroglifos muestran todo tipo de mensajes y elementos de la naturaleza como animales, figuras humanas y multiplicidad de elementos que efectivamente han conformado un lenguaje universal de Las Labradas.

 

En las recientes excavaciones hechas por el INAH a este lugar, se ha encontrado materiales que corresponden al periodo Arcaico, hablamos de una colección considerable de puntas de proyectil, cuchillos, navajillas y lascas, fechadas para los años 3000 al 2500 a.C

Una fecha importante para Las Labradas, es el 21 de Marzo, se dan cita cientos de personas del Estado de Sinaloa y Estados colindantes. Edgar Salgado cito que en este lugar se celebra el Equinoccio de Primavera, mismo lugar que se dan cita diferentes autoridades federales y locales, el motivo del punto de encuentro, es llenarse de energías, es decir es recibir el primer rayo de sol, en algunas culturas celebradas con mucho ahínco. En la zona de playa, donde se encuentran los petroglifos, se realizan diversas actividades tradicionales propias de esta fecha, tal como limpias con inciensos, juego de pelota ulama y danza folklórica de distintas agrupaciones de la región.

 

Las Labradas, localizado a escasos 40 minutos de Mazatlán, este lugar comprende 17 hectáreas que comprenden la zona arqueológica, el acceso a la zona, se realiza por la autopista Mazatlán-Culiacán, en el km. 51, con desviación hacia la comunidad La Chicayota, con  dirección a la zona de playa a través de un camino de terracería con una distancia de 2.5 Kilómetros al lugar de Las Labradas.

“Edgar Salgado” manifiesta que es necesario bajar recursos por parte del  el Ayuntamiento de San Ignacio y el Gobierno Estatal, así entablar un trabajo coordinado con el Instituto Nacional de Antropología e Historia para promover de manera permanente este destino, único en todo el territorio nacional. Las Labradas siguen siendo y será para muchos turistas propios y  extranjeros, un lugar de mágico, de esparcimiento y como parador turístico, aunque menciona Salgado “aprovechemos lo que nos da la naturaleza, nuestra historia, la cultura de estos pobladores e impulsar a las Labradas como parque turístico nacional, así proyectarla a nivel internacional, dando cabida al ecoturismo y al rescate y protección de la zona.

 

Fotografías: Edgar Salgado