La Rosca de Reyes, toda una tradición

0
44
IMG_1786.jpg

*Los precios van de los 110 a 480 pesos

*Al que le toca el mono, pone los tamales

 Como ya es tradición cada 6 de enero, se festeja el Día de los Santos Reyes, celebración que se remonta a los primeros años de la evangelización en el Nuevo Mundo y sigue vigente hasta nuestros días. En nuestro país la costumbre es partir la rosca, para lo que se suele invitar a un grupo de amistades y cada uno debe de tomar el cuchillo para cortar su porción. En el interior del pan hay uno o varios pequeños muñecos (representaciones plásticas del Niño Jesús) y la persona que lo encuentra está obligada a ofrecer una fiesta, tamales o atole, el 2 de febrero, Día de la Candelaria.

Y para esta celebración se compran las tradicionales roscas de reyes, que en el puerto se compran a precios que van de los 110 pesos, hasta los 480 pesos, claro dependiendo en donde se compren. Si es en pastelería gurmet, donde los ingredientes van desde frutos secos, queso philadelphia y otras variedades, los costos se elevan, así que ya depende de la economía de cada persona.

En Mazatlán, las familias optan más por los “volteados” de piña o naranja, y lo acompañan con el tradicional chocolate, o en su caso el café y refresco.

Para Julio Arellano, no importa con que la compartan, el chiste es comer rosca y ver a quien le tocará pagar la tamaliza.

En nuestro país, según la tradición mexicana, los Reyes Magos, son quienes traen regalos a los niños.

Buscando en la página del México Desconocido, el origen de la Rosca de Reyes es fundamentalmente religioso.

Data  de la búsqueda de los Tres Reyes Magos : Melchor, Gaspar y Baltazar, para rendir tributo al Rey de los Judíos. Los 3 Reyes viajaron desde el Oriente hasta Jerusalén guiados por una estrella, preguntando al Rey Herodes si ya había nacido el nuevo Rey de Judea. El celoso Herodes, al enterarse del advenimiento del nuevo Rey, incitó a los Reyes Magos a continuar la búsqueda y pidiéndoles que en cuanto lo encontraran se lo hicieran saber para que él también fuera a adorarlo. Temeroso de que el Mesías le arrebatara el poder, Herodes mandó asesinar a todos los bebés que tuvieran hasta dos años de edad. El día en que finalmente los Reyes Magos conocen al niño se le conoce como la Epifanía, encuentro que justamente simboliza la Rosca de Reyes.