LA RECONVERSIÓN DEL PUERTO DE MAZATLÁN.

0
42
291113 (9).jpg

– Ya está el dragado donde se invierten los primeros 300 MDP.
– Después de ardua lucha se consiguieron los primeros recursos federales.
– Tan sólo con el dragado habrán de removerse 1.9 millones de metros cúbicos de material.
Fue el 4 de noviembre cuando dieron inicio los primeros trabajos de reconversión y modernización del puerto de Mazatlán después de una larga lucha de diversas autoridades por obtener recursos para tal efecto.
Y es que con la puesta en operación de la carretera Durango-Mazatlán y el flujo de mercancías y personas que se empieza a sentir, la lógica dictaba que el paso siguiente era precisamente este: la modernización y reconversión.
Para el mes de diciembre habrán de concluirse los primeros trabajos de dragado en los que se invierten, en esta primera fase, 300 millones de pesos de una inversión pública a ejercerse en tres años de un mil 338.8 millones de pesos.
En el dragado habrán de removerse material con un volumen de un millón 900 mil metros cúbicos a efecto de profundizar el canal de acceso en 15.2 metros y en lo que será la dársena de Ciaboga y Terminal de Transbordadores 12.2 metros de profundidad.
Tan sólo en la segunda fase se espera dragar 660 mil metros cúbicos de roca, de acuerdo con el proyecto.
Algo importante para destrabar el proyecto ha sido la gestión de Francisco Labastida Gómez de la Torre en todos los estudios de impacto ambiental, oceanográficos y de navegabilidad y proyección, quien explico que el proyecto fue hecho hace tres años con la visión de catapultar la entidad.
El avance se refleja también en que ya se consiguieron terrenos extras y la primer fase que es la terminal de Pemex y hay estudios ambientales de toda la bahía completa para obtener los permisos de Semarnat.
Se busca aprovechar mil 300 metros de frente de agua. La idea a mediano y largo plazo, aprovechando la súper carretera, indica Labastida es llegar a este nuevo gran puerto donde tenemos una terminal de usos múltiples con una terminal especializada de contenedores con una aduana, con un puente vehicular y un puente ferroviario que necesitaremos construir en Urias, y parte de mover la terminal de transbordadores y Pemex donde quitaríamos cien camiones que dejarían de entrar a al ciudad que es lo que transita actualmente, manifestó.
En primer lugar se recibirían barcos con 5 o 6 mil contenedores
La terminal especializada como está diseñada y definida en el plan maestro de desarrollo portuario que ya fue aprobado por la Coordinación de Puertos va poder mover dos millones de contenedores anuales.
“Hoy en día se mueven 30 mil pero lo que se quiere es lograr los 2 millones, se buscara además de los 600 mil que se moverían por los siete estados que conforman el eje carretero, y si se logra traer el diez por ciento, de los 12 millones de contenedores que se mueven en California y que ahorrarían cuatro días de viaje se alcanzaría la meta”.
Se contempla un nuevo refugio pesquero para los 650 barcos y atuneros para solventar el grave problema de amarrar los barcos de diez en días uno tras otros.
De este gran proyecto se ocuparían del gobierno federal 2850 millones de pesos de inversión para los muelles y puentes; además de 7 mil millones de inversión privada.
Cabe señalar que se necesita alargar cuatro kilómetros del canal de navegación y en el área aledaña a esta ampliación existe un espacio de 400 hectáreas que se pueden desarrollar.
Un papel fundamental para que buena parte de esta movimiento de tráileres que se generara es la construcción del nuevo Libramiento cuyos troncales ya se encuentran avanzados y el que lleva al aeropuerto podría culminarse a mediados del año entrante.
En esto se da una inversión de 2 mil 200 millones de pesos, siendo una autopista de 21 metros de ancho con cuatro carriles, dos por cada sentido.
En la visita efectuada por el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruíz Esparza, dio instrucciones al director de Puertos y Marina Mercante para agilizar tanto los trabajos que se están desarrollando como los contactos internacionales con grupos de inversión para impulsar a Mazatlán como un puerto de primer nivel.
Expresó que la inversión actual de 300 millones de pesos es mínima en comparación con lo que vendrá a partir del 2014, cuando se generalizarán los trabajos que permitirán a Mazatlán contar con infraestructura portuaria de primer mundo, con enlaces carreteros y conectividad terrestre a la altura de los requerimientos internacionales para la movilización de mercancías en condiciones de seguridad, rapidez y eficiencia.