LA DIABETES PUEDE REVERTIRSE MEDIANTE LA NUTRICIÓN: GÓMEZ BECERRA.

0
35
DIABETES I.jpg

– El problema no está en la cantidad que comes sino en lo que bebes. – Hace 30 años el problema era la desnutrición y hoy la obesidad en gran medida por medios de comunicación, violencia y modernismo. – Con la dieta muchos de los problemas de salud puede revertirse. La matriz de los problemas crónico degenerativos parten de la obesidad por eso sabemos que algunos de ellos, como la diabetes, pueden revertirse mediante un plan adecuado de nutrición señala el encargado del programa de Nutrición y de Atención a Pacientes Crónico Degenerativos, doctor Héctor Gómez Becerra. Cuando uno empieza a generar obesidad el esfuerzo del corazón crece en proporción, porque el tejido adiposo es vivo y necesita irrigación sanguínea y al ganar kilos el corazón tiene que mandar para más volumen y eso genera un problema cardiovascular e hipertensión, explicó. “La diabetes llega cuando tu cuerpo te dice ya no tengo posibilidad de que me almacenes nada mas de grasa, ó sea la alacena se lleno, entonces la azúcar y grasa anda dando vuelta en la sangre buscando donde acomodarse”. Dijo que ocupamos el primer lugar mundial en obesidad infantil y segundo en adultos; desafortunadamente vivimos en un mundo cambiante donde antes predominaba la actividad física, los juegos en la calle y hoy con aparatos que propician el sedentarismo se tiene un gasto de energía. Hace treinta años había en México un problema de desnutrición y hubo una generación en que se pasó a la obesidad; y en esto han influido los medios de comunicación, lo que ve el niño, las porciones más grandes de refrescos, alimentos chatarra que siempre han existido, con la salvedad de que ahora además de las porciones más grandes, padres que deben de trabajar todo el día y desatienden a los hijos y hasta el fenómeno de la violencia que orilla a que muchas personas tengan miedo salir a la calle. La diferencia estriba, dice Gómez Becerra, en que puedes comerte veinte tacos pero si no gastas ni una caloría en ir a correr o hacer ejercicio eso se te almacena en el cuerpo; si hicieras ejercicio pudiera haber una mala alimentación que es diferente. Las primeras alertas son importantes, el incremento de peso es visible, pero si a eso le sumas la aparición de manchitas negras en el cuello, denominadas acantosis nigrica ya es un problema de obesidad generada por una resistencia a la insulina o prediabetes; otras señales son la flojera o pereza y sueño. De acuerdo a las medidas establecidas, las cuales se toman un centímetro arriba del ombligo, un hombre con cintura mayor a noventa centímetros y una mujer con cintura mayor a ochenta ya tienen un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular. Héctor Gómez Becerra enfatiza que muchos de estos problemas son reversibles mediante una educación nutricional; por ejemplo un paciente pre diabético, sin necesidad de ningún tratamiento farmacológico, de acuerdo a la norma oficial puede reduciendo su peso en automático eliminar todas las aversiones que tengan, salvo lo que dicte el cronograma de su cuerpo en relación a su edad, es decir hay problemas inherentes a la vejez. “El problema de la diabetes no es lo que tu comes sino lo que tu tomas, en las dietas muchos quedan sorprendidos de comer más a lo que están acostumbrados porque para la mayoría no es lo que llegas a consumir de alimentos sino las bebidas azucaradas, alcohol en todas sus variedades, refrescos y jugos. Por eso un paciente que va empezando con ese problema lo revierte sin tratamiento médico”, indicó. Sin embargo cuando hay pacientes que tienen años con el problema lo primero es estabilizarlos con su medicamento y luego con el régimen alimenticio y de ejercicio lo puede ir dejando. “Se puede evitar problema renal, con síndrome, con la modificación de hábitos y ya no desencadenar. Cierto que si tienes problemas cardiovasculares lesiones van a quedar, pero se pueden bajar y tener una vida normal, con menos medicamentos al llegar a tu peso ideal, no vas a dejar de ser hipertenso aunque hay personas que si pueden revertir”. Recomendó acudir a sesión con el nutriólogo, llevar un plan de alimentación adecuado con más ejercicio y de ser necesario acudir a los grupos de autoayuda que hay en las instituciones de salud.