Inauguran la exposición “La Paloma y el ruiseñor”

0
24
1.jpg

Con la inauguración de la exposición “La Paloma y el ruiseñor: Los últimos días de Ángela Peralta”, celebrada la tarde de este jueves en Casa Haas, el Instituto de Cultura de Mazatlán conmemoró un año de haber realizado el sueño de crear un trabajo artístico que enalteciera la historia cultural del puerto.

El licenciado Raúl Rico, director del Instituto de Cultura de Mazatlán, abrió la inauguración recordando cómo hace poco más de tres años dio inicio este ambicioso proyecto liderado por el por el compositor Roger Bourland para plasmar en una ópera la vida y obra, la realidad y el mito, la tragedia y el sueño de Ángela Peralta, “El Ruiseñor Mexicano” que llegó a Mazatlán un 22 de agosto de 1883, para días más tarde morir, sin haber cantado en el teatro que, años después, llevaría su nombre.

Rico destacó que la exposición tiene dos objetivos: por un lado, destacar la extraordinaria labor operística que los maestros Enrique Patrón de Rueda y Martha Félix han forjado en el puerto al descubrir, formar e impulsar a talentos locales que hoy brillan a nivel nacional e internacional y que fueron la médula artística de la obra.

Por otra parte, esta exposición buscará brindar al pueblo mazatleco un acercamiento a un lugar trascendental de la identidad artística porteña: el Teatro Ángela Peralta, el corazón del Centro Histórico de Mazatlán, un lugar que congrega por igual a locales y extranjeros por su belleza, historia y riqueza cultural.

Posteriormente el compositor Roger Bourland tomó el micrófono para expresar su gratitud hacia Mazatlán, lugar al que reconoce como un segundo hogar y en donde, afirma, tendrá la oportunidad montar otros trabajos para la primavera e invierno del 2016.

El corte del listón fue realizado por Abril Márquez, directora general de la exposición; por Javier Magaña, Síndico Procurador de Mazatlán; por Elisa Espinoza, creadora del vestuario de la ópera; Ramón Gómez Polo, director escénico y Roger Bourland, compositor de la ópera.

Posteriormente, integrantes del Coro Ángela Peralta interpretaron tres aria de “La Paloma y el ruiseñor” ataviados con el vestuario de la obra como regalo especial en esta noche: “La Paloma”, “El aria de Rosa” y “La Paloma en el árbol”.

El maestro Enrique Vega Ayala, Cronista de la Ciudad de Mazatlán, ofreció a los visitantes una puntal, clara y enriquecedora charla entorno a las seis áreas de la exposición: el vestíbulo, en donde se ofrece una recreación de la Plazuela Machado a finales del Siglo 19, escenario que enmarcó la llegada de Ángela Peralta. 

 Sala I, que contiene información, imágenes y carteles sobre la vida y obra Ángela Peralta. Sala II, una radiografía de la ópera que muestra el trabajo de todos los creadores y equipo de producción detrás de “La Paloma y el ruiseñor”.

La Sala III es el escenario de muerte de La Peralta, la habitación en donde también contrajo nupcias, en artículo post-mortem, con su eterno amante Julián Montiel y Duarte. La Sala IV es una sala audiovisual donde se muestra una pequeña reproducción de la “La Paloma y el ruiseñor” y se exalta el perfil de los cantantes solistas; y cierra la exposición un Pasillo, en donde se muestra una recreación del SS Newbern, barco en el que llegó a Mazatlán “El Ruiseñor”, para morir.

“La Paloma y el ruiseñor: Los últimos días de Ángela Peralta”, estará abierta al público, completamente gratis, hasta el día 28 de noviembre. Los recorridos podrán realizarse de lunes a viernes, de 9:30 a 14:00 horas y de 18:00 a 19:00 horas. Los lunes, por la tarde, y viernes, por la mañana, se suspenderán los recorridos.