Hasta en Panteones y con Música Festejaron a las Mamás

0
29
FN4A9598.jpg

*Aunque muerta, a la madre se le recuerda con alegría

*”Chirrines” entonando la canción del ser amado

Los panteones no fueron la excepción para recordar o festejar a las madres y esta mañana Sinaloa en Línea.com estuvo en el cementerio número 3, cerca del Café El Marino, y familias completas llegaron para estar toda la mañana con la amada madre, sepultada allí, ponerle hermosas flores, echarse un trago y cantarle las canciones que en vida le gustaron al ser querido, porque aunque la madre esté muerta, siempre se le recuerda con alegría.

“Chirrines”, duetos y hasta solistas, guitarra en mano, rasgaron guitarra y gargantas para voz en cuello tocarle y cantarle a la madre. Presenciamos, de alguna manera, cuatro generaciones de mujeres, pues en la tumba estaba la madre, el tronco principal, y visitando estuvieron, con flores en mano, la abuela, la hija y la biznieta, una pequeña de año y medio, muy vivaracha.

Una tamba más allá, dos mujeres, hermanas, que llevaron los “chirrines”.

En el recorrido se observó que la mayoría de tumbas tenían flores naturales y pocas artificiales, algunas coronas hechas de papel especial; algunas familias “arreglaron” las tumbas o con agua y trapo en mano, retiraban la tierra de la lápida.

Muchos menores y uno que otro adulto vendiendo botes de agua a diez pesos; mucha seguridad de policías uniformados que reportaron, hasta las 12 horas, sin ninguna novedad, salvo que algunas personas discretamente se echaron sus cervezas o tragos de alcohol y “convivir y platicar” con la madre. No hubo detenidos.

Afuera, las floristas daban el ramo desde 30 pesos hasta 150, dependiendo el tamaño, la cantidad y calidad de flores. Hasta inspectores de Oficialía Mayor anduvieron por los panteones, tratando de evitar que algunos comerciantes ambulantes hicieran su “agosto” en mayo.

Una pipa de agua surtió el aljibe del panteón número 3.

En las entrevistas, muchas mujeres hablaron de la madre y lo que más destacaron fue el eterno amor, paciencia y comprensión del ser amado que ya no está; la nostalgia afloró en otros rostros, mientras que otros fueron con alegría porque

aunque la madre esté muerta siempre le recuerda con gozo y de lo más hermoso en la vida del ser humano.