Harán productos medicinales de caracoles marinos

0
37
DSC_0913.JPG

*Buscan curar enfermedades como el Alzheimer y el cáncer

*Realizan curso taller en Ciencias del Mar de la UAS 

Con el objetivo de crear una técnica que se usa para medir la morfometría marina, como es el uso de la forma en moluscos, la Facultad  de Ciencias del Mar de la Universidad Autónoma de Sinaloa, lleva a cabo del 16 al 21 de febrero, el Curso Teórico-Práctico denominado “Morfometria de Gastrópodos Conoideos”.

En el marco de este evento el doctor Manuel Jiménez Tenorio, profesor e investigador de la Universidad de Cádiz, España, señalo que la morfometría es un método que se utiliza en varias disciplinas, basado en la forma de ciertas cosas, esto de acuerdo a la forma y medidas de los objetos se pueden clasificar o identificar, un ejemplo de ello son los caracoles marinos, son especies que tienen medidas, donde se pueden identificar la especie o conocer el grado de desarrollo de sus órganos reproductores.

“Hoy en día conocemos alrededor de 900 especies de estos moluscos, ya que son unas de las especies marina que están despertando la inquietud de las empresas farmacéuticas, las cuales las están utilizando para productos medicinales, existen varios medicamentos en fase de desarrollo y algunos ya están comercializados, como el llamado Prial, también la morfina, estos productos son copias sintéticas exactas de algunos péptidos que se traen del veneno de estas especies de moluscos”.

Jiménez Tenorio, dijo que “estas babosas marinas se les están encontrando nuevas posibilidades de aplicación no solo como analgésicos, sino como un antídoto para el Alzheimer, el cáncer y otras enfermedades, estas ostras contienen gran de sustancia bio-activa y por lo tanto son muy benéficos para el ser humano”.  

Expuso que “se ha encontrado que las toxinas que se traen de estos moluscos tiene distintos ámbitos de estación, unos bloquean canales del impulso nervioso, básicamente impide la transmisión del impulso doloroso, pero otros actúan sobre otros receptores, uno de ellos en concreto sobre el  ácido nicotínico  que son los que impiden la liberación de serotonina  que es básicamente la causa del Parkinson, ya que la serotonina es un inhibidor de la ira, la agresión, la temperatura corporal, el humor, el sueño, el vómito, la sexualidad, y el apetito donde estas inhibiciones están relacionadas directamente con síntomas de depresión”.

Por último el investigador apuntó que las distintas especies que existen alrededor del mundo están desapareciendo, no porque se  mueren por si solos, sino por la amenaza del hombre con la construcción de hoteles y muelles de gran calado en los habitades de estas especies, por lo tanto no hacen los estudios correspondientes y es ahí cuando acaban con las especies existentes.

En este evento estuvieron presentes en representación del Vicerrector de la Universidad Autónoma de Sinaloa en la Unidad Regional Sur, Miguel Ángel Díaz Quinteros, la Coordinadora de Investigación y Posgrado, Christina Osuna Martínez, el Secretario Académico de la Facultad de Ciencias del Mar, Víctor Núñez y la coordinadora de este evento la investigadora Mónica Anabel Ortiz Arellano, entre otras personalidades.