Guerra de Acusaciones entre aspirantes a líder sindical del Ayuntamiento

0
34
IMG_3149.jpg

*La elección será el 3 de febrero en las instalaciones del sindicato

*También denuncian intromisión de mandos medios de la administración municipal

 Los candidatos a dirigente sindical del Ayuntamiento han entrado en una guerra de acusaciones, el de la Planilla Blanca, Jesús Lamarque, dice que son hostigados por mandos medios del área de Servicios Públicos y que en la planilla Rosa, hay hasta funcionarios, como el caso del presidente del Tribunal de Conciliación y Arbitraje, Guillermo López, quien se defendió y dijo que renunció desde el 15 de enero.

Por su parte Ramón Grajeda, dice que son la continuidad y que si anda la actual líder sindical con ellos en la planilla, es porque pidió licencia.

Entre los planteamientos de esta planilla Rosa, dijo que está el continuar con la recategorización de personal, así como con las suplencias y jubilaciones pendientes. Considerada como la planilla oficial por agrupar a miembros que son ampliamente identificados con la actual dirigencia, contestaron a los señalamientos que sus contrincantes, los de la planilla blanca, han hecho en sentido de que están violentando los estatutos sindicales, sobre todo al postular a trabajadores de confianza que en la actualidad ostentan cargos públicos,  señalando específicamente a Guillermo López Aguirre quien contesto a estas acusaciones..

 “Efectivamente hace más de 15 días ostentaba yo un cargo de confianza como lo hice al trienio pasado. Y estoy sindicalizado desde el 2003. La ley de los trabajadores al servicio de los municipios del estado y el propio contrato colectivo en su cláusula 61, permite que todos los trabajadores sindicalizados ocupen cargos de confianza siempre y cuando tengan capacidad y cuenten con una antigüedad menor a  6 años y una vez que termine el encargo o el trabajador renuncie, puede regresar a la base sindical”.

Argumentó que desde el 16 de enero se envió un oficio por parte del sindicato donde se informa que esta reincorporado a la base sindical, por lo que llamó ignorante de las leyes que los rigen como sindicato al líder de la planilla contraria, al que cuestionó por no tener conocimiento y pretender dirigir el organismo laboral.

Otras de las acusaciones de sus opositores, es que no les permiten a los trabajadores de servicios públicos, que vistan las playeras blancas, algo que como era de esperarse, negaron rotundamente.

 “Lo único que le recomendamos a las bases es que el día de las elecciones no vayan con camisas de algunos de los dos colores de las planillas (rosa o blanca), porque entonces se anula su voto. Pero cualquiera puede traer la camisa del color que quiera, para eso estamos en campaña”.

Al cuestionarle si la actual secretaria sindical pertenece a la planilla en cuestión sin haberse despojado del cargo, desmintieron el cargo y aseguraron que hay documentos oficiales, además de desestimar el hecho de que no se puedan reelegir a trabajadores en cargos menores, siempre y cuando no se trate de la secretaría general.