GRACIELA MEDINA: TREINTA AÑOS VENDIENDO INFORMACIÓN Y ENTRETENIMIENTO.

0
34
1611275_1460550917501327_1712642655_o.jpg

– Treinta años en el estanquillo viendo pasar los cambios en la ciudad.

– Lo que más se vende son revistas de pasatiempos, hasta por prescripción médica.

– Hay días en que no se vende ni tres ejemplares.

A lo largo de treinta años de atender su estanquillo, ubicado en la Ángel Flores, frente a la plazuela República y junto a la papelería, pizzería y la agencia de viajes, Graciela Medina, ha visto transcurrir el tiempo y hasta la evolución que ha tenido el mercado de periódicos y revistas. Ha visto a muchos de ellos desaparecer y a otros, los nacionales, dejaron de llegar por varias razones, entre ellas horarios de los vuelos. Ella y su esposo llegaron a Mazatlán y vieron en la plazuela un puestecito de periódicos que no era atendido, por lo que acudieron con el director de El Sol del Pacífico para pedirle la oportunidad y se les concedió. De la plazuela cruzaron al tiempo la calle para colocarse en la ubicación actual. Comenta que ya no es la misma, la venta de los periódicos empezó a bajar desde antes del internet. “Depende del punto de venta, pero aquí con nosotros prácticamente se ha acabado la venta del periódico”, señala.

Y es que si bien en un principio llegaban a vender hasta 50 diarias de cada uno de los que circulan, en la actualidad hay ocasiones en que no se venden ni TRES. De los periódicos locales predominaban El Sol del Pacífico y El Noroeste; mientras que de los nacionales se vendían mucho Reforma, La Jornada, Excelsior y Novedades, pero estos últimos ya no llegan. Su estanquillo abría a las cinco de la mañana y continuaban de corrido hasta las siete de la noche; en la actualidad abren a las 8:00 horas. Por su puesto pasan muchas personas; y, muchísimas llegan a pedir información sobre algunos sitios de la ciudad; eso que si le agrada, en ocasiones le ha dejado malos momentos en el sentido de que algunos no gustan de esperarse a que atienda un cliente. “Incluso en una ocasión pusimos un letrero que decía ‘el cliente es primero’ y eso generó muchas molestias. Hay gente que es de trato difícil”.

La señora Medina, comparte que actualmente se venden muchas revistas de pasatiempos y entretenimiento, así como las de espectáculos, pero también se venden las científicas y cocina. “Últimamente de pasatiempos se están vendiendo más , porque tengo comentarios de personas que me dicen que les recomiendan los juegos y crucigramas para estar ejercitando el cerebro, incluso por recomendación médica”. Nos comenta que muchas revistas han desaparecido porque ahora son digitales. La venta en el estanquillo ya no es tan buena, ni se tienen tanto ingresos como antes; ahora es más difícil pero hay que seguir adelante.