EXPONE MALOVA ANTE LA CONAGO MODELO DE COMERCIALIZACIÓN A FAVOR DE LOS PRODUCTORES DEL CAMPO.

0
18
REUNION ORDINARIA DE LA CONAGO (3).jpg

Pide al Presidente Peña blindar los programas de comercialización agropecuaria pese a los recortes presupuestales. 

Durango, Durango, a 25 de febrero de 2015.- En su calidad de presidente de la Comisión del Campo, el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, solicitó al gobierno federal mayor rigor legal contra las prácticas comerciales indebidas o monopólicas en la Ley de Competencia Económica para el campo, pues el modelo de comercialización actual favorece a los intermediarios sacrificando al productor.

Necesitamos revertir ese modelo, y darles condiciones a los productores para que gradualmente se hagan cargo de la comercialización de sus cosechas, acotó el mandatario sinaloense, ante la Conferencia Nacional de Gobernadores celebrada en el vecino estado de Durango, que encabezó el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

López Valdez señaló que ante esa perspectiva, las entidades integrantes de la Comisión del Campo coinciden en algunas propuestas que pueden llevarse a cabo, entre las cuales destaca:

 La necesidad de empujar la Ley de Almacenes Rurales, aprobada por la Cámara de Diputados, pero aún no por la de Senadores, que mejoraría sustancialmente el modelo de comercialización agrícola.

Vincular a los créditos de avío una línea de crédito para comercialización, que otorgue a los agricultores el tiempo necesario para lograr una participación más eficiente en el mercado.

Redireccionar los apoyos a la comercialización hacia los productores que opten por nuevos modelos de venta de sus cosechas.

Diseñar políticas regionales que reconozcan las diferencias y capacidades de cada área buscando la máxima eficacia y eficiencia en la producción de alimentos, en la agregación de valor y en el combate a la pobreza.

Constituir un Fondo para Desastres Naturales en materia económica del sector primario y fortalecer la seguridad e inocuidad de los alimentos.

El gobernador de Sinaloa solicitó el respaldo del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, para que no se afecten los programas de comercialización agropecuaria, y asegurar a través de ASERCA los apoyos para las bases y compensaciones, según las disponibilidades presupuestales.

Lo anterior, debido al impacto presupuestal que incluyó a SAGARPA como la tercera entidad federal con mayor reducción presupuestal dentro de la medidas de responsabilidad fiscal, como consecuencia de la caída drástica de los precios internacionales del petróleo.

López Valdez comentó que de aplicarse estas medidas, se establecen garantías para un desarrollo integral y competitivo del sector.

Informó que en el caso particular de Sinaloa se alcanzará una cosecha superior a los cinco millones de toneladas, y aunque se observa una ligera recuperación de precios luego de que entre septiembre y octubre pasados, se desplomarán en caída libre.

Detalló que en estos momentos, el precio del futuro da como resultado un precio de agricultura por contrato de 2 mil 984 pesos, considerando un tipo de cambio de alrededor de 15 pesos, pero una vez que se anuncie la intención de siembra en Estados Unidos, es posible que haya un incremento marginal en los futuros, lo que dará lugar a una fluctuación entre 3 mil 050 y 3 mil100 pesos.

Si se considera una base de 44 dólares por tonelada, se espera una compensación de bases de aproximadamente 350 pesos, con lo que estaríamos por encima del precio objetivo de 3 mil 300 pesos por tonelada.

Indicó que este precio objetivo protege a los productores de una caída abrupta de los precios internacionales, panorama que no se advierte en el corto plazo, pero no es suficiente para que su actividad sea redituable, por lo que es legítimo aspirar a apoyos adicionales para incrementar de manera importante el ingreso final del productor.

Lo anterior, debido a que el problema actual es que la estructura de costos de los productores es ineficiente y está presionada por el alza de los costos de insumos estratégicos.

Añadió que en Sinaloa ya se trabaja en el programa de agricultura progresiva, y se avanza en la elaboración de fertilizantes propios y en la producción de semillas para bajar costos, con la finalidad de que la rentabilidad de los productores no dependa de los subsidios del gobierno.