ESTE JUEVES, EL PRESIDENTE PEÑA NIETO INAUGURARÁ EL PROYECTO CARRETERO MÁS AMBICIOSO DEL SIGLO XXI

0
31

Impacto económico de la Mazatlán-Durango beneficiará a Sinaloa y en general al Corredor Económico del Norte, conformado por Chihuahua, Coahuila, Zacatecas, Nuevo León, Tamaulipas, Durango y Sinaloa.

* La obra tuvo un costo superior a los 28 mil 600 mdp, para constituir la ruta interoceánica Asia-Pacífico más corta y competitiva del mundo.

Este jueves, el presidente Enrique Peña Nieto, junto con los gobernadores de Sinaloa, Mario López Valdez, y de Durango, Jorge Herrera Caldera, inaugurará el proyecto carretero más ambicioso del siglo XXI para el país, donde se invirtieron más de 28 mil 600 millones de pesos, y que constituirá la ruta interoceánica Asia-Pacífico más corta y competitiva del mundo.

De estos 28 mil 600 millones de pesos, 15 mil 114 millones fueron ejercidos del lado sinaloense, lo que representa el 55 por ciento del total; en tanto que del lado de Durango se invirtieron 13 mil 486 millones de pesos, el 45 por ciento del monto general.

La supercarretera Mazatlán-Durango será inaugurada por el presidente Peña Nieto en un punto intermedio entre Mazatlán y Durango, en Pueblo Nuevo, aproximadamente a 130 kilómetros de Mazatlán.

La supercarretera Mazatlán-Durango tendrá un impacto por demás importante en la economía, no sólo de esta entidad, sino del nor-noreste del país, al contribuir a la creación del Corredor Económico del Norte, conformado por Chihuahua, Coahuila, Zacatecas, Nuevo León, Tamaulipas, Durango y Sinaloa, dijo el gobernador Mario López Valdez.

Destacó que este eje carretero representa una ventaja muy importante para el intercambio comercial, ya que comparativamente con la ruta del Canal de Panamá, la Mazatlán-Durango está por encima en eficacia, modernidad y costos, ya que abarata la movilización de mercancías, reduce los tiempos de transportación interoceánica, y hace más ágil y oportuna la llegada a los mercados potenciales.

De hecho, Sinaloa, específicamente Mazatlán, está destinado a ser la puerta de entrada de los productos que provienen de Asia y que van a la costa Este de los Estados Unidos. Como ejemplo citó que de Mazatlán a San Antonio, Texas, a través del Corredor, se necesitarán seis horas menos que si la movilización se hiciera de Los Ángeles.

Va a permitir ahorros en tiempo muy significativos. Tan sólo entre Durango y Mazatlán se calcula un ahorro de 3 horas y media; es decir, el tiempo estimado actual por la carretera federal es de seis horas, y se reducirá a 2 horas y media para automóviles.

Para camiones de carga, que se calcula que pueden hacer ahorita en la carretera federal tradicional entre 10 y 12 horas de trayecto, se va a reducir a cuatro horas para el traslado, con lo cual se va a dinamizar la economía y a reducir costos de manera significativa.

López Valdez reconoció los esfuerzos del gobierno federal por concluir un proyecto tan ambicioso como éste, en virtud de que dará un salto cualitativo al desarrollo comercial y al intercambio de mercancías entre la zona Asia Pacífico y el Continente Americano.

De esta manera, se constituirá la ruta más corta entre los puertos de Mazatlán, Sinaloa, y Altamira, Tamaulipas; es decir, del Pacífico al Golfo, que en su totalidad integra mil 120 kilómetros de carretera. Pero además, constituye una zona portuaria alternativa para desahogar los puertos de Los Ángeles y Long Beach, California.

Esta red de comunicación terrestre representa el proyecto carretero con la mayor inversión en la historia de México. Tiene una longitud de 227.3 kilómetros.

Cuenta con 61 túneles con una longitud total de 19.4 kilómetros y 115 puentes de alta especificación, con una longitud total de 12.5 kilómetros, entre los que sobresale el Puente Baluarte, uno de los puentes atirantados más altos y largos del mundo, con 124 metros de longitud y 390 metros de altura, y el segundo túnel más largo que hay en el país, “El Sinaloense”, con casi tres kilómetros.

Con la autopista Mazatlán-Durango se avanza en la consolidación del corredor interoceánico Mazatlán-Altamira, que construyen así uno de los proyectos impulsores del desarrollo nacional más importantes en la actualidad.

Mazatlán ocupa el lugar número uno de la lista de 38 proyectos que gobernadores de los siete estados que se verán beneficiados directamente con la nueva carretera, acordaron impulsar para responder a las exigencias del proyecto.