ENTREGA LA COORDINACIÓN DE PROYECTOS ESTRATÉGICOS AL INAH EN SINALOA, CINCO LIBROS Y UN DOCUMENTAL

0
37
IMG_7318.JPG

* Los proyectos de investigación fueron apoyados por el Gobierno Estatal y TransCanada, en el marco de un convenio de colaboración institucional.

 Culiacán, Sinaloa, a 19 de octubre de 2015.- El Gobierno del Estado, a través de la Coordinación de Proyectos Estratégicos y la empresa TransCanada, entregaron este día a la delegación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), cinco libros y un documental, testimonios de proyectos de investigación sobre la historia y cultura de Sinaloa.

Se trata de los proyectos de investigación impresos titulados La iglesia de la villa de Sinaloa, Arqueología histórica; El Colegio Jesuítico de Sinaloa, Arqueología, Historia y Arquitectura sobre el establecimiento fundacional de las misiones del noroeste de México (1591-1770); Las misiones jesuíticas de Sinaloa, pasado y presente de los monumentos históricos, y Las labradas, cinco años del proyecto arqueológico, así como el documental Pascolas y venados.

Al hacer entrega formal de las ediciones al delegado del INAH en Sinaloa, Francisco Ríos Avendaño, el Coordinador de Proyectos Estratégicos del gobierno estatal, Francisco Labastida Gómez de la Torre, destacó que los proyectos fueron apoyados por la empresa TransCanada, en el marco de un convenio de colaboración.

El objetivo primordial de apoyar estos trabajos, es difundir la investigación sobre el patrimonio cultural material e inmaterial del Estado Sinaloa, destacó el funcionario estatal.

Dichos trabajos de investigación fueron realizados por investigadores del INAH (delegación de Sinaloa), siendo la mayoría de ellos de origen sinaloense, quienes lograron plasmar en las ediciones impresas y el documental, un alto contenido histórico de nuestros antepasados.

Cabe mencionar que las etnias mayos y yaquis, celosos de sus costumbres, nunca habían permitido la grabación de sus rituales, siendo esta la primera ocasión que lo hacen.

El documental está en proceso de revisión por la UNESCO, con el propósito de que estas actividades indígenas sean declaradas Patrimonio de la Humanidad, con lo cual Sinaloa se pondría en los umbrales del primer mundo en materia de apoyos a las etnias indígenas.