EN MÉXICO SE PRETENDE DEJAR LA SEGURIDAD EN MANOS DE PARTICULARES: MOLVEZNIK.

0
32
091013- CONFERENCIA (2).jpg

– La violencia intencional ha sido mayor que en los peores tiempos de Colombia.
– El Ejército actuó sin darle un manto de seguridad legal.
– Grave el incremento de la violencia entre jóvenes.

Una de las respuestas del Estado ante el grave fenomeno de la violencia es la privatización de la seguridad pública con lo que se violentan los preceptos constitucionales que en el caso de México están fundamentados en el artículo 21 donde se señala que es una función privativa del mismo; señaló Marcos Pablo Molveznik.

Son cuatro las respuestas que se dan ante este fenómeno; la militarización de la seguridad pública, el incrementyo de recursos añ sector de la seguridad, reformas al sistema de justicia penal y aparato de seguridad e inteligencia así como la privatización de la seguridad pública.

“Ahora ofrecen servicios grupos armados, blindaje de vehículos que en el caso de México se convierte en el primer país del mundo donde se m’as se invierte en esto; además del paramilitarismo como grupos de autodefensa lo cual es anticonstitucional como lo expresa el artículo 17”, advirtió el doctor en Derecho y Seguridad Pública de la Universidad de Alcalá de Henarez, España, quien además advirtió que en nuestro país se han alzado voces que demandan legalizar los grupos de autodefensa.

De actuar así el Estado estaría violanco el más sagrado de los derechos humanos que es el derecho a la vida.

Marcos Pablo Molveznik en compañía del director de Defensa y Seguridad Hemisférica de la Organización de Estados Americanos, José Gabriel Paz estuvieron en Mazatlán disertando ante estudiantes universitarios la conferencia magistral “Seguridad Pública de México vista desde el exterior”.

En el acto desarrollado en la Casa de la Cultura Jurídica se presentó un amplio estudio basado en investigaciones de la ONU, la OMS, la OEA, INEGI, Banco Mundial y la organización privada CACEDE, dedicada a la elaboración de análisis y estudios sobre seguridad y defensa.
Ahí se explicó que mientras en nuestro país el 42 por ciento de la población acepta haber sido victima de un delito; a diferencia de la media latinoamericana que es del 33 por ciento; sin embargo existen países en peores condiciones como lo es Venezuela con 53 y Panamá el menor con 12 por ciento de aceptación.

“Sin embargo debemos de reconocer que existe una cifra negra,la cual corresponde a todos aquellos ciudadanos que no se atreven a denunciar”.

Dijo que de acuerdo a la OMS existen cuatro tipos de violencia: la autoinfligida, la interpersonal, la colectiva y la del módelo ecológico; calificandose de violencia endémica a aquella que supera los 4 homicidios intencionales por cada cien mil habitantes; que en el caso de México es de 10.9 y en el resto de Latinoamerica alcanza el 25.1

Llamó la atención sobre el hecho de que en nuestro pais esta creciendo “preocupantemente la cifra de suicidios, así como la edad en la que se están cometiendo, ya que cada vez son más niños y adolescentes los que buscan esa salida”.

También resulta grave que tanto las victimas como los perpretradores de los homicidios intencionales sean personas muy jóvenes.

En otro orden de ideas dijo que se vive una situación paradójica como en el caso de Ciudad Juárez cuya tasa de homicidos es de 170.4 por cada cien mil habitantes; es decir tres veces más que en los peores momentos de Colombia cuando convivían las FARC y el narco; y que colinde con la ciudad de El Paso, Texas, considerada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos como la segunda ciudad más segura de la unión americana.

En relación a la posible privatización de la seguridad, los expertos consideraron que se debe de tomar en consideración el “aviso” que Colombia hace a México.

EJERCITO. Acerca de la participación del Ejército en las calles para combatir la delincuencia organizada, Molveznik expresó que se dio en un marco donde las fuerzas armadas no fueron cobijadas “bajo un paraguas” o manto de seguridad legal, acompañado de una declarativa del estado de excepción.

Sin embargo, de acuerdo a la reciente encuesta de CACEDE, misma que puede ser revisada en su portal; al ser consultados sobre el papel que debe de jugar el Ejército, en nuestro país el 39 por ciento de los mexicanos consultados considera que debe de combatir a la delincuencia en general; un 19 por ciento opino que debe de combatir el narcotráfico; 18 por ciento defender al país de amenazas extranjeras y solamente un 13 por ciento opino que debe de ayudar en casos de desastres naturales y seis por ciento en ayuda de proyectos sociales.

“Lo anterior significa que el proceso de militarización goza de legitimidad social”.