En México se Lee Poco, dice Laura Medina

0
54
011.jpg

*Jóvenes van mucho sobre la fantasía

*Es caro estar actualizado en literatura

No se vendieron más libros en el Día Internacional del Libro porque la gente no sabe que existe esta fecha, aunque en otros países si hay un fomento de ventas, sobre todo en España; en México este 23 de abril pasa desapercibido, dijo Laura Medina, una mujer amante de la Literatura, egresada de la Universidad en la materia y propietaria de la Librería Caracol.

En la entrevista, desde una cómoda silla de madera y baqueta en su librería por la calle Constitución, en pleno corazón del Centro Histórico de Mazatlán, Laura Medina indica que hoy los jóvenes leen “sobre mundos lineales, mucha fantasía, aunque no sé si esto sea bueno, pero mientras lean, creo que lo demás no importa, sobre todo porque un libro te debe llevar a otro que es la idea de cada promotor de obras y que ese hilo conductor no acabe nunca”.

Analista y crítica de libros, dijo que la obra de las “50 Sombras de Gray” ya pasó de moda y es un libro para personas que no leen mucho; las que leen mucho, rechazan este tipo de obras”.

Dijo que algunos leen a Humberto Eco y otros a Zepeda Paterson en sus obras noveladas y, en general, los clásicos se siguen vendiendo ya sea porque los piden en la escuela o porque quieren saber qué se escribió antes de ellos; también por ser económicos, porque a veces te los encuentras hasta en 30 o 40 pesos.

Laura Medina reconoció que resulta un poco caro estar “actualizado en la literatura, aunque hay formas de leer que no cuesta tanto, a través de clubes de libros o de bibliotecas; un club de libros que pagas al mes 50 pesos puedes llevarte hasta tres libros por mes a tu casa”. Un buen libro cuesta en promedio 250 pesos.

Cuántos libros por año lee un mexicano?, se le preguntó a la reconocida académica y dijo que hace tiempo se leía “como uno 1.5 libros por años”. Luego, la mujer se atrevió a dar un mensaje y es que se “requieren más padres lectores, familias lectoras; no podemos pretender que los niños lean si no tenemos hábitos en la familia de lectura o que sea una constante en ese entorno. Debe haber tiempo para leer, ver la tele y hacer otras cosas”.