EN LA GRILLA

0
42
FN4A7580-2.JPG

*UAS: ¿Se trata de castigar el éxito?

*La convocatoria electoral del PAN

*También el PRI andará en bretes

FRANCISCO CHIQUETE

Tras el reclamo del rector Juan Eulogio guerra Liera por la falta de recursos para la UAS, hay una grave denuncia que nos muestra la verdadera política educativa del país: el hecho de que la Universidad pague por la operación de su sistema de preparatorias (equipo, instalaciones, maestros y administrativos) es considerado por la Auditoría Superior de la Federación como ”desvío de recursos”.

Hay incluso una condena a la sobrepoblación que a juicio del gobierno federal, tiene la Universidad Autónoma de Sinaloa, de modo que para contar el el nivel de recursos necesarios, la institución tendría que empezar a cerrar sus puertas a los preparatorianos primero y al ingreso masivo de jóvenes después.

Los criterios de estos tecnócratas no conciben que una institución abra las puertas como las abre la UAS. Es muy posible que en el caso de la UNAM les moleste también la masificación, pero tratándose de una institución con esa presencia nacional, prefieren llevárselas calmadas.

En este proceso que aplica el gobierno federal, desde hace muchos años, para desmontar al estado mexicano, especialmente para desmontar los proyectos sociales, hemos visto toda clase de intentos: desde las becas y otras formas de transferencia económica que Vicente Fox intentó y empezó a concretar a favor de las escuelas privadas, hasta este control demográfico, corset en que se pretende meter a las universidades públicas de provincia.

Al principio el pretexto era el ideológico. Varias universidades del país fueron ganadasa como territorios liberados por la izquierda, que no siempre supo hacerlo eficazmente. Considerados como revoltosos, los universitarios de Puebla, Oaxaca, Guerrero, Zacatecas y Sinaloa, siempre fueron pospuestos y hasta marginados por las autoridades.

Jorge Medina Viedas, a principios de los ochenta, tuvo la visión de conducir a la institución hacia el academicismo, desplazando poco a poco a la política, aunque sin perder el carácter independiente, bajo el esquema de Universidad Democrática, Crítica y Popular. Consiguió el respaldo del gobierno federal, pero se encontró primero con el encono absurdo del gobierno de Antonio Toledo Corro, y con las resistencias internas de los partidos. Al PSUM no le importó echar por la borda los avances del medinismo y envió a su mejor carta política, que al mismo tiempo era la peor carta académica: Audómar Ahumada Quintero, quien desgobernó a la UAS por cuatro años, y luego fue sustituido por otra expresión política similar: la de David Moreno Lizárraga, de la Corriente Socialista.

A pesar de ello la UAS salió adelante hasta llegar a esta etapa de institucionalización y de enfoque de alta calidad académica. Por supuesto, que no es una etapa exenta de controversias y señalamientos por el nuevo modelo de conducción, pero ha satisfecho las

exigencias de las propias autoridades, a pesar de lo cual no ha sido atendida como se merece.

El problema, por lo visto, es de proyecto, no de cumplimiento de las condiciones que establece la propia autoridad.

EL PAN LANZÓ YA

SU CONVOCATORIA

El Partido Acción Nacional lanzó ya su convocatoria para elegir al comité directivo municipal en Mazatlán, como lo anunció la semana pasada el dirigente estatal Edgardo Burgos Marentes.

Anoche mismo, la delegación municipal, encabezada por Cecilia Sánchez Celis, sesionaba para determinar quiénes serían los integrantes de la comisión que conduzca el proceso. Después vendrán los registros de los aspirantes y en enero, ya para fines, la convención municipal en que se concretará la elección.

En estos momentos el único aspirante seguro de participar, decidido a hacerlo, es Jorge Gómezllanos, quien en dos ocasiones anteriores se había visto en situación de convertirse en el nuevo dirigente, prácticamente sin contrincantes importantes al frente, pero no se postuló porque en ambas ocasiones fue disuadido por Alejandro Higuera Osuna, quien en nombre del proyecto que él encabezaba, le pedía ceder el paso.

Al final, Gómezllanos cayó en desgracia política entre los higueristas, lo que le ha dado no sólo libertad para lanzarse, sino también simpatías entre todos los que se han visto afectados por el todavía alcalde.

Enfrente la dirigente municipal Cecilia Sánchez Celis parece dudar sobre optar por un nuevo mandato o dejar las cosas por la paz. Aparentemente ella podría hacer coincidir a los proyectos de Alejandro Higuera y los de Carlos Felton, o por lo menos no suscitar enfrentamientos entre uno y otro.

El PAN ha vivido una situación de inestabilidad que se agravó con la derrota del propio Higuera en las urnas del pasado siete de junio. Los dos últimos dirigentes fueron

Delegados: Roberto Osuna, el Zeus, y la propia Cecilia Sánchez. El último dirigente electo, Raúl Cervantes, fue destituido para irle tendiendo la cama a Higuera, cuando se disputaban las candidaturas de su partido.

DICE EL PRI QUE

TODAVÍA NO

En el Partido Revolucionario Institucional los grupos ya empezaron a disputarse el relevo de Maribel Chollet, aunque la dirigente estatal, Martha Tamayo Morales advirtió que todavía no va a iniciar el proceso de relevos en los comités municipales.

Después de confirmada la derrota electoral y en medio del berrinche que hizo porque no la dejaron volver a impugnar el proceso, Maribel prácticamente abandonó sus labores al frente del PRI. Si acaso se presentaba, lo hacía sólo por las tardes y las emergencias las atendía desde su casa o a través de sus auxiliares.

Esto dio pie para que los otros grupos empezaran a mover el agua, sobre todo porque coincidió con el relevo en la dirigencia estatal y porque además no se concretó el proyecto de Heriberto Galindo, lo que fue tomado como un signo de debilidad.

Pero resulta que la señora presidenta reapareció y lo hizo con mucha energía, con el mismo trato duro que da a los grupos que le son opositores, de modo que las movilizaciones tuvieron que ser de menor intensidad, o en todo caso menos abiertas.

Por supuesto, la fiebre sucesoria ya llegó al propio grupo político de la señora Chollet, que ha tenido dos encuentros en que la convocatoria tenía la explicación de los encuentros decembrinos, las comidas de amigos, las reuniones del grupo, pero siempre con el tema de la reorganización interna y las alertas para evitar madruguetes, como elementos fundamentales.