EN LA GRILLA

0
41
3104_95912850538_1721766_n.jpg

*Se fueron del Congreso los chapulines

*Ahora si empieza la entrega-recepción

*Morena alcanzó los tres mil en Sinaloa

FRANCISCO CHIQUETE

Dentro de la más absoluta normalidad se produjo el relevo en el Congreso del Estado, donde nadie dio la nota, ni por omisiones o situaciones anecdóticas, ni por pronunciamientos especialmente importantes. Habrá que ver cómo operan los nuevos coordinadores y los nuevos diputados en general, varios de los cuales tienen ya experiencia legislativa.

De entrada, la nueva legislatura tiene una gran oportunidad, la de las comparaciones. Aunque los análisis establecen que hubo una gran productividad en la sexagésima legislatura, el feo espectáculo de las licencias chapulinescas, que dejaron al Congreso sin la mitad de los diputados originalmente electos.

Si los actuales entendieron la lección del desprecio social contra los que anduvieron brincando de un lado a otro, habrán empezado con el pie derecho. Con todas las ofensas que la sociedad ha recibido de parte de la clase política, ninguna había sido tan manifiestamente condenada como esa feria de ambiciones personales que llevó a legisladores de todos los partidos a dejar sus puestos aun a sabiendas de que no tenían posibilidades reales.

Y luego, lo peor, la estampida de regreso, en que se incluyeron hasta algunos que ganaron alcaldías, pero no quisieron dejar de percibir las dietas que les quedaban entre la elección y el vencimiento del periodo.

Jesús Enrique Hernández Chávez es todo un caso., Dirige los destinos del Congreso durante los tres años, pues encabeza a una bancada –la priísta, por supuesto- que tiene mayoría absoluta y por tanto no está obligada a alternarse en la presidencia de la Junta de Coordinación Política. Es además un político de larga duración que parecía ya no ener futuro y sin embargo vence al tiempo, a las tendencias actuales de la política, que marcan cuadros cada vez más jóvenes para este tipo de puestos.

En el PAN, Francisco Solano también marca un regreso importante, con muchísimo tiempo entre una participación legislativa y otra, con la salvedad de que en su bancada hay personajes que evidentemente no se van a coordinar con él. Adolfo Rojo Montoya ha mostrado que se considera con tamaños suficientes para conducirse de manera directa con las altas esferas de la política. Guadalupe Carrizosa Cháidez es un enemigo declarado de Solano, quien incurrió en varios excesos tratando de anularlo; y Yudith del Rincón, que es muy aguerrida, aunque en los últimos años ha demostrado que se sabe acomodar a los tiempos.

Es cierto que Hernández Chávez también tendrá su sector de oposición interna, pero encabeza una bancara mucho mayor que la de Solano Urías, para quien perder el control sobre uno de los suyos es proporcionalmente desastroso.

La novedad es la bancada del PAS, con tres elementos. Su coordinador, Héctor Melesio Cuen Ojeda, tiene un control implacable, lo que le permite ser un interlocutor con el que sus pares saben a qué atenerse. No trae más compromisos que los de su propio proyecto y su partido, de suerte que podrá establecer sus condiciones. Ya los demás partidos sabrán si e las aceptan, o se arriesgan a un debate de desgaste.

La nueva legislatura tiene sobre todo, la atención de una sociedad cada vez más atenta y exigente. Tiene el reto de responder de manera adecuada.

DESORIENTACIÓN EN LA

SUCESIÓN MUNICIPAL

Hoy lunes vence el plazo que fija la ley para que alcaldes entrantes y salientes empiecen los trabajos de entrega-rececpión de las administraciones. Es en realidad un plazo límite, no una fecha de respeto obligatorio.

Algunos alcaldes empezaron temprano y mostraron una gran disposición, con el resultado de una transición tersa, que da tranquilidad a la sociedad y certeza a quienes están en situación de interactuar con las nuevas autoridades. Otros de plano no quisieron saber nada y dejaron a sus sucesores con respectivos palmos de narices.

Aarón Rivas y Sergio Torres son el mejor ejemplo de los primeros. El propio alcalde entrante dijo el viernes pasado que estaba muy satisfecho de la forma en que se ha llevado a cabo este proceso,. “conseguimos un presupuesto muy bueno”, dijo con satisfacción evidente, en una muestra de cómo pueden hacerse las cosas para que haya resultados.

El ejemplo del otro extremo es el de Mazatlán, donde el alcalde Alejandro Higuera dijo que la ley le marca el inicio de diciembre para empezar la entrega-recepción, y que a eso se atendría, porque él tenía que recoger la basura, prender los focos y dar seguridad durante todo este tiempo, lo que no le da espacio para la transición. Es también la desorientación que muestra Carlos Felton González, el alcalde electo, quien , interrogado sobre eso, dijo no saber por qué Alejandro cambió de opinión.

Y es que en efecto, a su regreso a la administración, tras la dura experiencia electoral, Higuera había manifestado disposición e incluso dio instrucciones a sus subalternos para que “Carlos Felton, lo que ocupe, y lo que necesite en el presupuesto”.

El alcalde electo, de todos modos, establece que no importa, no ha pasado nada, aunque admite que le hubiera gustado participar en lo del presupuesto porque como  dijo antes, lo que se autorizó no alcanza para sus ideas y proyectos.

Y aquí también se generó en los medios una polémica, porque a eso respondió Higuera, estableciendo que en realidad la Ley de Ingresos, que fue aprobada, no es más que un listado de impuestos. Lo importante es el presupuesto de egresos, en lo que tiene razón, a menos que Felton tenga en mente nuevos derechos o aumentos importantes enlos impuestos que cobra directamente el municipio.

En fin, que terminó ya el periodo de especulaciones. A partir de hoy los enviados de la nueva administración podrán ingresar a las oficinas cuyo funcionamiento les ha sido encomandada, para saber cómo andan los programas, qué obras y proyectos están ne marcha, qué encontrarán a partir del primero de enero, cuando tomen posesión los nuevos titulares y los auxiliares que lleven consigo.

Aquí en todo caso lo que queda es el raspón en el aspecto político, pues hay cosas que ya no tienen compostura, por más pegamentos y pulimentos que se les apliquen.

MORENA SINALOENSE:

YA LA LOGRARON

Si Hace quince días faltaron doscientas cincuenta personas para lograr una asamblea formalmente reconocida por el iFE, ayer sobraron seiscientas veinticuatro, lo que obviamente complació al dirigente nacional del futuro partido, Andrés Manuel López Obrador, quien anunció que el siguiente objetivo es lograr la asamblea de tres mil personas con credencial de elector en Sonora. Una vez que lo consiga, vendrá a Sinaloa a hacer un nuevo recorrido por los municipios.

En realidad desde la ocasión anterior se tenía la posibilidad de alcanzar la cifra, pero los organizadores se pusieron muy ortodoxos: nada de ayudar a que la gente llegue al sitio de la asamblea en Culiacán. Que lleguen por sus propios medios, para mostrar que no se trata de un partido corporativo ni de acarreos, y si bien esta vez tampoco hubo camiones ni nada por el estilo, sí hubo más atención para que la asistencia no quedara sujeta a imponderables, sobre todo los de esa gente que dice “si somos un montón, cómo no se va a completar el qorum. No hace falta que yo vaya”.

Si de paso se toma en cuenta que acaba de producirse un desprendimiento de perredistas rumbo a Morena, entenderemos que el proyecto de López Obrador va con buen paso en el estado, Por cierto el excandidato presidencial no podía irse sin referirse a la mafia del poder, que genera e impone la corrupción. Una novedad absoluta.