EN LA GRILLA

0
33
manlio.jpg

*Tamayo: respaldos, pero no estampida

*Dura tracatera contra Alejandro Higuera

*Primeros resultados del presupuesto federal

FRANCISCO CHIQUETE

Fieles a su esencia, los cuadros priístas se lanzaron al abordaje de la designación de Martha Tamayo Morales como nueva presidenta de su partido en Sinaloa, y de paso llenaron de elogios y reconocimientos a Jesús Valdez, el joven diputado federal que hará mancuerna como secretario general, cuando Martha Tamayo tome posesión de la presidencia del comité directivo estatal.

Tan natural se vio la aceptación de lineazo chilango, que hasta el ingenuo de Antonio Castañeda, el dirigente del PRI en el municipio, se animó a decir que lo de Martha Tamayo no es una designación, sino una propuesta que será sometida a la elección de los priístas de Sinaloa, conforme a los estatutos y las disposiciones de la convocatoria, que por cierto todavía no termina de aparecer.

Por supuesto que habrá una votación. Los consejeros políticos estatales del partido tricolor serán convocados cualquiera de estos días a ratificar con el dedo levantado lo que el dedo inclinado desde las alturas decidió ya, con dos sanos propósitos: uno, evitar nuevos enfrentamientos entre locales de un lado, locales del otro y locales metropolizados; dos, evitar que una solución consensuada con los grupos locales dé la impresión de que una algarada ranchera pueda imponer condiciones en las siguientes designaciones de candidatos, sobre todo cuando venga a discutirse con más formalidad la ya muy adelantada sucesión gubernamental.

Como habrán previsto en las alturas del nirvana tricolor, nadie se ha pronunciado contra Martha Tamayo, mucho menos contra su persona, su trayectoria o sus merecimientos. El solo hcho de haberse echado a la uñla el trompo de la expulsión de Elba Esther Gordillo, cuando la señora presidenta del SNTE fue sometida a la comisión de justicia partidaria, le vale el reconocimiento de su entrega partidista. Es cierto que estaba muy avalada por la dirigencia tricolor de ese momento, que ya no hallaba cómo deshacerse de la maestrta más famosa del país (tristemente célebre, en realidad), pero fue un boleto que entrañaba riesgos, riesgos que se cristalizaron en el caso de Martha Tamayo, a quien el PANAL de la Gordillo le trabajó una campaña electoral con mucho dinero y mucho rencor, tanto que el candidato panalista obtuvo los votos suficientes no para ganar, sino para hacer perder a Martha Tamayo cuando buscaba ser candidata a diputada federal por el quinto distrito electoral, con sede en Culiacán.

Todo eso le ha sido reconocido a tal punto, que ni siquiera sus rivales foráneos, mucho menos los internos, le han revivido la polvareda que levantó su jubilación como presidenta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo, cuando la llamada megapensión provocó airadas reacciones de propios y extraños, y hasta reacciones en el equipo de quien por entonces era gobernador electo de Sinaloa, así como de los partidos que lo apoyaron.

Todos los que aspiraron a ser dirigentes del PRI en esta oportunidad, encontraron en Martha Tamayo las virtudes que algunos de ellos decían tener en posesión y argumentaban como Bandera para alcanzar la nominación. Sin embargo, hay una situación que queda muy clara: los aspirantes y otros actores políticos se pronunciaron, pero no la clase política en general. Las fuerzas locales se quedaron como espectadoras y aunque seguramente nadie está planeando o pensando encarnar una rebelión, tampoco será fácil que se eche a andar la maquinaria, pues a la ofensa de dar tanta beligerancia a los que se fueron, como ocurrió en el homenaje a Fortunato Álvarez Castro, se suma la de mandar de México como dirigente a alguien que ya había visto en la capital del país el espacio más adecuado para continuar con su carrera.

Lo que no ha faltado es el chiste malintencionado de que es tan estricto el límite de gastos para hacer campaña en pos de la presidencia del comité directivo estatal priísta, que a la virtual ganadora de este certamen sin competencia apenas le va a alcanzar para pagar su boleto de Avión Ciudad de México-Culiacán, y el transporte de su menaje de casa, de regreso a la tierra de los once ríos.

HIGUERA: CUANDO TE

AGARRAN DE BAJADA

Al alcalde saliente le ha llovido en su milpita. Tanto, que enfrenta una rebelión de alguien del pasado, el ex alcalde Humberto Rice García, quien a destiempo por cierto, reaccionó contra la disposición de que una vez terminado su periodo, Alejandro Higuera Osuna siga disfrutando de protección policíaca.

En declaraciones periodísticas, Rice García hace una serie de señalamientos que van más allá del punto en mención y entra en un terreno sobre el que nadie había caminado: las acusaciones implícitas contra el munícipe: “ya ha ganado lo suficiente para pagársela él mismo” (la seguridad). Irónico, pero cuidadoso, Rice nunca hace una acusación directa, pero las deja ver, y ese era el patrimonio que Higuera Osuna había mantenido incólume, aún tras la derrota: el de su buena fama pública.

Es curioso ver cómo alguien que ha sido siempre tan ecuánime, tan cuidadoso hasta en los momentos más tensos, como es Humberto Rice, salga ahora con declaraciones tan fuertes como las que hizo, especialmente cuando ni siquiera hubo una polémica previa sobre el caso. Son en todo caso muchas situaciones acumuladas entre las que, dicen, se encuentra la situación en que su hija Oralia debió dejar la Secretaría de Turismo, al terminar el primer tercio del régimen malovista.

Hasta ahí sería entendible. Rice fue en un tiempo el mentor político de Higuera, pero con el paso del tiempo éste lo desplazó de la preeminencia en el panismo y luego generó situaciones tirantes cuando despidió, en su segunda administración, a Humberto Rice junior, quien fungía como director de Servicios Públicos Municipales.

Pero simultáneamente hubo otras declaraciones que parecen cerrar una pinza: fueron las del alcalde electo Carlos Felton González, quien con toda tranquilidad, sin alterarse, sin calificativos, sin acusaciones ni advertencias, echó por el suelo la que Alejandro Higuera construye como su última herencia positiva a la administración municipal: el saneamiento de las finanzas a través del paso de deuda.

Desde que regresó a su puesto, el alcalde ha dejado de lado la posibilidad de emprender nuevas obras. A contrapelo de otras experiencias, no quiso despedirse sembrando cemento a diestra y siniestra, sino ahorrando casi todo el ingreso para terminar las obras en proceso y para pagar deuda de corto plazo, de manera que hasta levantó la bandera blanca de deudas de su administración, dejando sólo un piquito de las que le heredaron a él cuando regresó por tercera vez al gobierno.

Pero Felton, con tranquilidad y hasta elegancia, dice que no recibirá el ayuntamiento en blanco, sin deudas, que sí las habrá por una razón muy sencilla: hay una serie de demandas, que van desde amparos por defensa patrimonial (un terreno en el libramiento dos es el ejemplo esgrimido) hasta broncas de carácter laboral con extrabajadores y con policías. Hay demandas que ya están perdidas y que no se enfrentaron, sino que se dejan de herencia a la siguiente administración, y eso es algo en lo que perdemos los mazatlecos, dijo.

Felton advierte que va a investigar, y llegado el momento va a informar con toda claridad sobre lo que está ocurriendo en ese renglón, no como una carecía ni como algo político, sino simplemente para que la sociedad esté enterada de cómo están verdaderamente las cosas.

El propio alcalde electo lamenta al principio de la entrevista que hace unos días divulgó www.sinaloaenlínea.com, que no se hayan dado los acuerdos para iniciar los trabajos de interiorización del nuevo equipo de gobierno. Yo esperaba una transición un poco más tersa, pero no fue posible y tendremos que esperar al primero de diciembre, como dice la ley.

Con razón literal, Higuera sostiene que a él la ley le hace obligatorio el inicio de la entrega-recepción a partir del primero de diciembre, aunque la ley es clara al señalar que esa es la fecha límite, no un mandato para que los trabajos empiecen obligatoriamente a partir de ahí.

LOS MEANDROS

DEL PRESUPUESTO

Todavía en la madrugada de hoy, los diputados federales trabajaban en la integración del presupuesto de egresos de la federación. Es ahí donde se decide a qué se le asigna dinero y qué obras, asuntos o áreas, pasan al archivo de “pendientes”.

Habida cuenta de las necesidades que tiene el gobierno federal de garantizarse apoyos para las reformas en discusión y las que puedan venir detrás de éstas, todas las fracciones, es decir, todos los partidos, han tenido capacidad de meterle mano al asunto y favorecer loscasos de sus respectivas preferencias o intereses.

Por eso el gobernador Mario López Valdez se paseó de nuevo entre los coordinadores legislativos de todos los partido, pidiéndoles a todos apoyo para sacar adelante los programas de Sinaloa, entre los que están el fortalecimiento de la agricultura, de la pesca, las grandes obras de infraestructura que están también en marcha. Todos por supuesto, dijeron que sí, que cómo no, que trabajarían denodadamente para atender los planteamientos del mandatario sinaloense.

Y por supuesto, conforme empezaron a salir resultados concretos, cada quien los fue cacaraqueando para que en sus terruños se sepa que hubo capacidad de respuesta.

Por un lado, el coordinador de los diputados priístas por Sinaloa, Heriberto Galindo Quiñones, se declaró muy contento porque entro del presupuesto “vienen recursos para la infraestructura portuaria de Mazatlán y para el PROPESCA que es un programa de apoyo a los pescadores más pobres que son un segmento muy vulnerable de la sociedad”.

Considera que el presupuesto para el PROPESCA es un mensaje muy positivo del Presidente Enrique Peña Nieto a los pescadores de México y de paso aprovechó para felicitar al presidente de la Comisión de Pesca, Diputado Alfonso Inzunza Montoya (Sinaloa) por haber enarbolado esta bandera que apoyamos todos los sinaloenses y que fue aprobada en su momento por unanimidad en la Cámara de Diputados. Ponchín Inzunza es diputado federal por el tercer distrito, que incluye a Salvador Alvarado, de donde tanto Inzunza como Galindo son originarios.

Por su parte el diputado panista Martín Heredia Lizárraga volvió a hablar de recursos para el Mercado Pino Suárez y dijo que habrá también para el Parque Alfredo. Bonfil y nuevas vialidades.

Los diputados federales tienen hasta este día 15 de noviembre para aprobar íntegramente el Presupuesto de Egresos de la Federación, aunque en legislaturas anteriores, al no alcanzar los votos aprobatorios suficientes, han puesto en práctica el curiosísimo recursos de “detener el reloj legislativo”, de modo que aun cuando en el mundo transcurran días, semanas y hasta meses, en términos del Congreso siga siendo la misma fecha límite que les fijó la ley. Éste no fue uno de esos casos.

Cuatro billones cuatrocientos sesenta y siete mil millones de pesos conforman el Presupuesto, que ya fue aprobado en lo general, y que en el resto de la madrugada y de la jornada será discutido en apartados particulares