EN LA GRILLA

0
38

 

*Esto se acaba hasta que se acaba, pero ¿cuándo?

*El secretario de Educación está hoy en Mazatlán

*Escobar quiere que JALS le autorice transgénicos

Desde luego Edgardo Buros está en su obligación de defender lo que considere un triunfo de su partido, de modo que no está de más la última lucha al caso de San Ignacio, que fue regresado al PRI por la sala regional del Trife en Guadalajara.

Ahora la dirigencia paniste acudirá a la Sala Superior del Tribunal Federal en procura de que les regresen lo que se les está yendo y que parecía suyo.

En términos generales, los legos sabemos que la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación hace las veces de instancia definitiva, pero siempre existe un recoveco que los interesados pueden recorrer para hacerle una última lucha al caso que manejan.

El propio Partido Revolucionario Institucional acaba de marcar el camino, al recurrir a la Sala Superior para que ampliara una decisión tomada en Guadalajara. En la capital del país les dijeron que no, pero  quedó constancia de que llegaron hasta allá y de que aunque breve, hubo vida después de la sala regional.

Los expertos consultados nos dicen que en efecto, hay modo de recurrir a esa altísima instancia, aunque en realidad es muy restrictiva, pues las revisiones son usualmente para elecciones de carácter legislativo, y para las demás hay situaciones muy específicas que difícilmente se dan en un proceso como el sanignacense. El día que le dijeron que no al PRI, también le dijeron que no a otros casos que habían sido ventilados en la sala regional de Monterrey.

Por cierto que revisando los materiales del Trife, nos encontramos con lo que puede haber sido el origen de la inconformidad del equipo de Maribel Chollet: hay un artículo en el área de prensa cuyo título es: “ordena la Sala Regional de Guadalajara recuento de votos en el Distrito XX de Sinaloa”. Los priístas insistían en que el acuerdo o0riginal fue recontar todos los votos, pero que en el cuerpo de la sentencia el recuento aparece acotado a 29 de las 150 casillas electorales,.

Al final la sala superior les dijo que no se ordenaba esa ampliación y la sentencia quedaba con esa limitación. El recuento, como ya informamos en este mismo espacio, se realizará el próximo lunes a partir de las ocho de la mañana.

Se mantiene lo que le habíamos comentado como dato curioso: si el PRI o el PAN quedan insatisfechos con el resultado de este recuento, todavía pueden volver a recurrir ante el Trife, precisamente ante la Sala Regional de Guadalajara, por el hecho de que se trata de una decisión de carácter regional, aunque el recuento haya sido ordenado por el órgano federal.

Con  esto y con lo de San Ignacio, terminamos de comprobar la sabiduría del insigne beisbolista Yogi Berra y su sentencia de que “esto no se acaba hasta que se acabas”. Lo que pasa en que aquí parece no acabarse nunca.

VISITA DELICADA

Hoy se reúne en Mazatlán una parte muy importante del sector educativo, pues se lleva a cabo aquí la cuadragésima tercer reunión nacional de autoridades educativas, que inaugurarán el gobernador Mario López Valdez y el mismísimo secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chemor, uno de los personajes del momento, en razón del impacto que ha generado la reforma educativa.

Sin ir muy lejos, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación tiene programada para hoy una concentración de protesta por la aprobación de la Ley de Servicio Profesional Docente, nada más que en Culiacán. Se hará una marcha, que irá del edificio del Congreso del Estado a las instalaciones de la SEP, que está ahí en el conjunto que alberga a la Sepyc. No sabemos si el trayecto haya sido seleccionado en razón de los estragos del clima, que en Culiacán ha rondado hasta por los cincuenta grados centígrados, o bien porque los contingentes que han reunido en las diversas manifestaciones de Sinaloa han sido más bien magros. El recorrido es tan breve, que lo llenaría hasta una reunión del PRD o una asamblea de los viernes en el PAN de Mazatlán.

La CNTE está demandando en este momento que el presidente Enrique Peña Nieto no publique las leyes aprobadas por el Congreso de la Unión, y que dan sustancia a la reforma educativa, incluyendo por supuesto a la famosa Ley de Servicio Profesional Docente, en que se han concentrado todas las iras del magisterio disidente.

En principio las autoridades locales tenían preocupación de que los maestros enojados pudiesen tratar de interrumpir alguno de los eventos, pero ayer las autoridades educativas que llegaron temprano recorrieron tranquilamente el centro histórico y otros lugares atractivos para los visitantes.

Los trabajos de las autoridades educativas tienen por supuesto su agenda relacionada con las actividades normales del sector, pero la realidad es que servirá indiscutiblemente para que todos se pronuncien de manera contundente a favor de la reforma educativa y si hay modo, para que pasen a la ofensiva condenando a quienes se movilizan, porque a estas alturas se confía en que ya el linchamiento mediático que los disidentes se han generado o por lo menos han justificado con el tipo de movilizaciones que han terminado por exacerbar a los capitalinos.

Por cierto que los efectos políticos de este tema se siguen presentando por todas partes: de acuerdo con las crónicas, en el Senado de la República la bancada del PAN se volvió a dividir porque el grupo calderonista insistía en que les dieran las cabezas de los maestros con antigüedad que no pasen los exámenes de evaluación (la ley sólo aplicaría ahí para los futuros maestros de nuevo ingreso), además de otras medidas radicales que ya habían sido desechadas. Los maderistas tuvieron que hacer chanchuyos internos para evitar que la fracción que encabeza Ernesto Cordero triunfara en su afán de detener la ley en la Cámara Alta. Pero lo más curioso es que los perredistas se dividieron también. A algunos les ganó el antipriísmo y se fueron en la votación con el PAN, a pesar de que sus exigencias iban en contra de lo que los perredistas habían negociado con el magisterio disidente.

Pero la verdadera prueba viene para el PAN con la reforma fiscal que están por presentarles. Los contenidos son más o menos los que ellos han querido imponer siempre, sin oder hacerlos efectivos porque nunca tuvieron la mayoría necesaria, ni un asociado que les diera el empujón. El problema es que la parte calderonista insiste en que hay que ponerle piedras al gobierno de Peña Nieto y no aprobarle nada si no cumple con exigencias cuya armazón se llevaría más tiempo del que se tiene para la plena operación de las reformas.

LLAMADOAL VACÍO

El dirigente de la Unión de Armadores del Litoral del Pacífico, Ricardo Michel Luna, se aventó ayer la puntada de la semana. No se trata de su enojo con el presidente Enrique Peña Nieto porque no les ha dado una audiencia para que le expongan la situación del sector. Ni la pretensión imposible de que les congelen el precio del diésel marino, tan íntimamente relacionado con los asuntos de la macroeconomía.

Es algo más absurdo que todo eso: es la petición al alcalde de angostura, José Manuel alenzuela, El Chenel para que deje de instigar a los pescadores ribereños a violar las leyes en materia pesquera.

De entrada establece que del Chenel se puede esperar cualquier cosa, pero que debe dejar de instigar a los pescadores a incurrir en ilegalidades. Y es que en su primer periodo como alcalde, el Chenel encabezó a los pescadores a irse contra las autoridades para pescar en altamar, a pesar de que las leyes les prohíben invadir áreas de pesca. Claro que el alcalde llegó hasta donde era prudente y se devolvió, pero dejó los ánimos caldeados entre gente que tiene mucha necesidad y que lleva muchos años pensando que los malos resultados de sus temporadas pesqueras son provocados por esa división de áreas.

Lo que pide Michel Luna es que el Chenel sea razonable. No hay cosa más difícil que esa.

OTRA PETICIÓN IMPENSADA

En la reunión que comentamos ayer entre los dirigentes cenecistas de la entidad y el delegado de la Semarnat, el mero mero de la Liga de Comunidades Agrarias, Germán Escobar, se permitió pedir ni más ni menos, que la autorización para que los campesinos del norte del estado, concretamente los del Valle del Carrizo, siembren maíz transgénico.

¿Tendrá idea Escobar de lo que eso significa? ¿De la transformación que representaría una medida de esa naturaleza? Si los campesinos de El Carrizo necesitan semillas más resistentes a las plagas y a las bajas temperaturas, el resto del país ha decidido que necesita mantener el apego a la naturaleza, que prefiere verificar primero en la experiencia de otros, los posibles efectos del uso de estos materiales.

Pero claro, se trata de quedar bien a toda costa sin medir las consecuencias ni los niveles, porque si Germán se va a hacerle ese planteamiento al secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y éste coincide con él y tiene muchas ganas de ayudarlo, de todos modos no podrá tomar una decisión de ese tamaño. Ahora imagínese usted a un delegado de la secretaría, como es Jorge Abel López Sánchez.

Ahora que entrando en el sospechosismo, lo menos que debe uno preguntarse es si Monsanto ya le llegaría al precio al dirigente.