EN LA GRILLA

0
47
martha tamayo morales.jpg

*Salvaje propuesta de alza a la tarifa camionera

*Salvaje, el recorte a las becas para estudiantes

*Selvática, la lucha por el relevo del año próximo

 

FRANCISCO CHIQUETE

 

¿Quiénes son los integrantes de la Comisión Técnica Multidisciplinaria que analiza las tarifas de camiones? Ayer dieron muestras de estar fuera de este mundo, porque sólo desde el infinito y más allá, se pueden ver las cosas tan distorsionadas como para dictaminar que la tarifa del transporte urbano debe aumentar en dos pesos con cincuenta centavos.

Desde luego que hay gente del gobierno, funcionarios siempre puestos y dispuestos a obsequiar a los concesionarios con alzas importantes, seguramente en espera de una correspondencia que esté al nivel de semejante generosidad. Luego están representantes de las cámaras empresariales, quienes a la hora de tomar esas decisiones ven justo que el inversionista del transporte recupere su dinero y tenga “una utilidad razonable”, pero no piensan igual a la hora de ver los salarios de sus trabajadores y los de sus representados.

Nomás imagínese usted: en lo que va de este sexenio, la tarifa camionera ha subido en un peso con cuarenta centavos, pero la realidad es que la famosa comisión técnica interdisciplinaria siempre otorga dictámenes con largueza y propone elevaciones que no bajan del peso, peso con cincuenta y ahora dos y medio.

Afortunadamente no se trata de un organismo con capacidad ejecutivo, de modo que habrá que esperar a que el gobernador del estado haga las valoraciones correspondientes y decida qué se hace en este caso, como anunció ayer el propio Mario López Valdez, quien el año pasado convenció a los transportistas de bajar las pretensiones de incrementar dos pesos por boleto y les ofreció algunas alternativas (no sabemos si se cumplieron, pero en todo caso tampoco ellos lo hicieron con la calidad del servicio, ni siquiera con el arreglo y funcionamiento de los aparatos de aire acondicionado de las unidades).

A pesar de la ceguera absoluta de los señores comisionados, el horno no está para bollos. Elevar el cobro del transporte público, incluso en cantidades menores, podría incentivar un estallido, una inconformidad social de tales magnitudes, que no sería necesario esperar a las elecciones para que se viesen las consecuencias.

PURAS DE CHUCKY: REDUCIRÁN

LAS BECAS PARA ESTUDIANTES

Si usted le pregunta a cualquier funcionario púbico cuáles serán los efectos del recorte presupuestal, todos sin falta dirán que no los hay, que afortunadamente sus dependencias se encuentran al margen de cualquier situación negativa, ya sea porque encuadran en los programas sociales, en los educativos, en los de seguridad en el irreductible del gasto público.

Pero la realidad es muy distinta. Los tasajos al presupuesto están golpeando a todo mundo y en todas partes. Ayer el todavía secretario de Educación Pública y Cultura, Francisco Frías Castro, dio a conocer la mala noticia de que se recortará del programa de becas a cuatro mil jóvenes estudiantes de preparatorias y universidades.

¿Se imagina usted lo que eso significa para cuatro mil familias que mal que bien, tenían ahí garantizado un apoyo para la economía familiar, o por lo menos un gasto menos en camiones, compras menores relacionadas con la escuela y hasta el gasto diario escolar del estudiante?

¿Cuál va a ser el criterio del recorte? Por lo general los apoyos que dan organismos menores tienen mucho qué ver con el clientelismo. Ya hemos mencionado en otras entregas el caso de un chamaco cuyos padres están en las peores circunstancias imaginables (él preso y ella enferma de un mal incurable) que sin embargo tenía los primeros lugares de aprovechamiento. Cuando vino el cambio de gobierno municipal, le quitaron la beca y al planteársele el asunto a la primera dama del municipio, con cara tiste explicó que ni modo, “a ellos ya les tocó y ahora es tiempo de que se apoye a otros”.

Aunque en estos tiempos casi todo mundo necesita apoyos, hay familias que tienen mayor capacidad de defenderse y a pesar de ello reciben una beca que se asigna casi al azar. Seguramente que para hacer los recortes tampoco realizarán estudios socioeconómicos ni mucho menos, de modo que veremos muchas injusticias.

Hay que ver si después de esto los anuncios de gobierno siguen haciendo énfasis en la generosa entrega de millones de becas a estudiantes de todos los niveles educativos. Y sobre todo hay que ser si de todos modos se mantiene el discurso que garantiza, sin efecto, que los programas sociales no se verán afectados de ninguna manera.

AHORA VEN POSIBLE QUE LE DEN

DESCANSO A MARTHA TAMAYO

El PRI nacional parecía dispuesto a dejar correr el tiempo sin tomar una decisión sobre el caso Sinaloa, posponiendo el relevo en la dirigencia estatal hasta los meses de enero o febrero, una vez que el candidato a gobernador estuviese perfilado o incluso decidido.

Pero ayer empezaron a correr versiones de un posible cambio que llegaría en cualquier momento, casi con la urgencia de una coyuntura definitiva.

Es posible que as{i sea, en razón de la ingobernabilidad que amenaza al proceso interno del Partido Revolucionario Institucional. Porque si los aspirantes a la gubernatura andan desatados, lo que quieren ser alcaldes o diputados locales no tienen quién les ponga el menor límite.

Pero más aún: los que tienen responsabilidades institucionales del más alto nivel están incurriendo también en desacatos que en otros tiempos resultarían inexplicables. Nomás tome usted como referencia la emisión de la convocatoria a elecciones, que el Congreso del Estado debe emitir durante este mes de octubre, y que está prácticamente pospuesta para dentro de dos o tres semanas más.

Es cierto que no hay fecha específica en la ley, pero todo hacía indicar que se trataba de la primera quincena de octubre. Incluso cuando Frías Castro fue a preguntar sobre las fechas límites para renunciar a la militancia priísta, le hicieron el cálculo sobre el quince de octubre, de modo que para estar a tono, renunció a mediados de agosto (el día 14). Y hoy le resultan que bien hubiera podido permanecer dos o tres semanas más, sin estorbar a su proyecto, aunque tampoco habría obtenido beneficio alguno, de prolongar su pertenencia al priísmo.

¿Qué aspiran a ganar con este plazo adicional? Ya se dijo que una de las aspiraciones del gobernador era crear una camada de alcaldes y diputados de cuatro años diez meses, bajo la explicación de que el año y diez meses que hoy marca la ley para el caso único de la siguiente elección, no permitiría que se hicieran obras importantes o se tomaran decisiones trascendentes, pero la realidad es que esa idea nació muerta en primer lugar por extemporánea, y en segundo porque va contra la naturaleza o contra la cultura de la clase política de cada uno de los partidos.

¿Se imagina usted al siguiente gobernador viéndose obligado a trabajar durante todos su recortado trayecto (ese sí será de cuatro os ocho meses) con algunos diputados y alcaldes heredados de los acuerdos con el régimen saliente? ¿Se imagina usted del grillerío de los municipios donde ya no habrá diputados oriundos porque sus distritos son compartidos con otros de mayor peso electoral? No habrá chance de ser diputados, y el alcalde se a a comer dos periodos…

Seguramente que todo eso están valorando en el centro, y seguramente que concluyeron en la necesidad de mandar un mensaje, un estatequieto que empiece a serenar las pasiones y a ordenar en lo posible, las conductas aceleradas de tirios y troyanos.